Mobbing en El Corte Ingles, explicado por una victima.

Tras reincorporarme al trabajo,despues de 18 meses, el pasado 23 de mayo del 2012 de una Incapacidad laboral producida por un Accidente de Trabajo(ellos dicen enfermedad comun)diagnosticado como depresion,ansiedad,estres,… que me provoco en su despacho el exgerente de la planta tercera de moda,el responsable de administracion de personal me ubica en la planta 6,outlet, del edificio de hogar junto a 9 vendedores y me deja alli “tirado”.
Para que percibais bien la actitud de la direccion del centro os preciso que todos mis desde entonces queridos compañeros de la planta comparten entre ellos un nexo comun,han sido apartados a dicha planta por ser personas non gratas paraa empresa por uno u otro motivo discriminatorio,vease,no firmar el trabajo en festivos,haber recibido alguna suspension de empleo y sueldo,solicitar reduccion de jornada por guarda legal,…su situacion personal es denigrante.
En mi caso el acoso laboral hacia mi persiste.Han cambiado las tacticas,las formas,pero continua.
Siendo jefe de area en activo,desde mi incorporacion forzada a dicha planta,no tengo tareas asignadas como tal,no tengo las herramientas informaticas propias de un jefe actualizadas,no he recibido informacion de presupuestos a realizar ni realizados,no asisto a ninguna reunion con el resto de jefes con el gerente de turno ni semanal ni quincenal ni mensual,nada…,no recibo formacion continuada ni general ni especifica de mi puesto de trabajo como jefe,…
El pasado sabado 30 de noviembre presente una denuncia en la policia nacional contra el responsable de administracion de personal ya que una vez mas intento en su despacho de la septima planta presionarme y amedrentarme.Consiguio alterar mi estado de salud y tuve que acudir al servicio de medico y luego a urgencias donde me recetaron y administraron un calmante y redactaron un “parte de lesiones” que enviaron a la Fiscalia de los juzgados.
Sigo ,tras los años de acoso sufridos y denunciado en los juzgados,presionado tendenciosamente.Estoy apartado,olvidado,relegado,ninguneado,…sin una vida laboral normalizada.
Comento esto para que no se silencie mi situacion actual.Estan demandados en los Tribunales y aun con ello no han rectificado su actitud,solo han cambiado de estrategia.
El proximo dia 7 de marzo tengo juicio contra ellos,aunque ya lo suspendieron dos veces, por el Accidente Laboral que me provocaron el pasado 24 de diciembre del 2010,ellos lo llaman enfermedad
comun.Segun la ley en vigor,L.G.S.S en su articulo 115 puntos 2 y 3,el Accidente Laboral que me provocaron lo es y de libro,pero habra que esperar y comprobar cuan larga es la sombra del cipres.
Un saludo a todos los que participais,volvere a informar sobre mi situacion.El entorno laboral se constituye como el unico lugar donde se puede llegar a matar a una persona y quedar impune sin recibir castigo alguno.
Aun con todo ello quiero recordarles a mis ACOSADORES cuando lean esta reflexion que continuare hasta que de una forma u otra consiga justicia y que los culpables de mi maltrato paguen por ello.

MOBBING

“EN LAS SOCIEDADES DE NUESTRO MUNDO OCCIDENTAL ALTAMENTE  INDUSTRIALIZADO, EL LUGAR DE TRABAJO CONSTITUYE EL ÚLTIMO CAMPO DE     BATALLA EN EL QUE UNA PERSONA PUEDE MATAR A OTRA SIN NINGÚN RIESGO     DE LLEGAR A SER PROCESADA ANTE UN TRIBUNAL”. HEINZ LEYMANN.

El acoso laboral o mobbing es la causa del 10% de las     bajas laborales, mimetizadas de una u otra forma. Las consecuencias del mobbing     abarcan al trabajador, la familia ya nivel social. Las consecuencias psicológicas     incluyen ansiedad, cuadros depresivos, sentimiento de amenaza, baja autoestima,     apatía, distorsiones cognitivas, frustración y problemas a la     hora de concentrarse y dirigir la atención. Esta sintomatología     psicológica puede influir o provocar trastornos de tipo orgánico,     como lumbalgias o una bajada del sistema inmunológico. Desde el punto     de vista laboral, aparecerá baja motivación e insatisfacción     con el trabajo que realizan y conductas de hipervigilancia (estar a la defensiva).

Fue el investigador y psicólogo alemán afincado     en Suecia Heinz Leymann el primero en estudiar el “psicoterror     laboral” a partir de trabajadores enfermos que habían estado     sometidos a situaciones de acoso. Él lo denomino “mobbing”,     término que proviene del inglés, del sustantivo “mob”     que significa “gentío, vulgo, plebe o populacho” y del verbo     “to mob” que significa acción del gentío de agolparse     o atestarse en torno a algo o asediar o atacar en masa a alguien.

Leymann define el “psicoterror” como     la “situación en la que una persona (o en raras ocasiones un     grupo de personas) ejercen una violencia psicológica extrema, de forma     sistemática y recurrente (como media unos seis meses) sobre otra persona     o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de destruir las redes de   comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación,     perturbar el ejercicio de sus labores y lograr que finalmente esa persona   o personas acaben abandonando el lugar de trabajo”.

En castellano, se utilizan los términos “psicoterror”,     acoso moral, acoso psicológico, hostigamiento laboral o moral. Para   la victimóloga francesa Marie-France Hirigoyen se trataría     de “cualquier manifestación de una conducta abusiva y, especialmente,  los comportamientos, palabras, actos, gestos y escritos que puedan atentar     contra la personalidad, la dignidad, la integridad física o psíquica de un individuo, con el fin de poner en peligro su empleo y degradar el clima     de trabajo”.

Iñaki Piñuel, profesor titular del Departamento     de Ciencias Empresariales de la Universidad de Alcalá de Henares lo  describe como “el continuo y deliberado maltrato verbal y modal que     recibe el trabajador por parte de un jefe u otro compañero con vistas  a lograr la destrucción psicológica de la persona”.

El catedrático de Psiquiatría José L.     González de Rivera y Revuelta describe el acoso moral como “situaciones grupales en las que un sujeto es sometido a persecución, agravio o     presión psicológica por uno o varios miembros del grupo al que pertenece, con la complicidad o aquiescencia del resto”.

Finalmente, el Instituto Nacional de la Seguridad e Higiene     en el Trabajo lo ha definido como “el ejercicio de la violencia  psicológica externa que se realiza por una o más personas sobre     otra en el ámbito laboral, respecto de la que existe una relación  asimétrica de poder”.

“Opresión reiterada tanto psicológica como física, hacia una persona con menos poder, por parte de otra con   un poder mayor“. Farrington ,1993.

Principales prácticas de acoso moral detectables:

a) Asignación al trabajador de tareas sin valor o utilidad  alguna.
b) Asignación de trabajos por debajo de la capacidad profesional o competencias habituales.
c) Evaluación constante del trabajo de manera sesgada y negativa.
d) Presión excesiva y arbitraria para la efectiva realización  de tareas.
e) No reconocimiento del esfuerzo desarrollado.
f) Fomento del desanimo y la desmoralización.
g) Gritos, chillidos o elevaciones de voz.
h) Amplificación exagerada y dramática de pequeños errores  intranscendentes.
i) Menosprecios profesionales o personales frecuentes.
j) Acortamiento de los plazos de ejecución laboral.
k) Reparto de cargas de trabajo irrazonables.
l) Restricción de los medios necesarios para el desempeño del puesto de trabajo.
m) Exclusión, ignorancia y efecto-vacío al trabajador, fingiendo no verle, como si fuera invisible.
n) Amenaza con el uso de instrumentos disciplinarios.

Principales conductas de acoso moral detectables:

a) Trato degradante.
b) Dejar de hablar y comunicar con el trabajador.
c) Ignorarle abiertamente.
d) Retirada del uso de medios de comunicación como el teléfono o el ordenador.
e) Continua provocación con el fin de inducirle a reaccionar de forma descontrolada.
f) Cambios de sitio hacia lugares más aislados sin previo aviso.
g) Instigamiento a los compañeros en su contra.
h) Hablarle de forma hostil, grosera e intimidante.
i) Realización de comentarios maliciosos.
j) Ridiculizarle y denigrarle a menudo en público.
k) Asignación de tareas absurdas.
l) Criticar reiteradamente el trabajo desarrollado.
m) Atribución de errores no cometidos, incluidos los cometidos por  los demás.
n) Manipulación del trabajo para dañarle.
o) Suministro de información errónea.
p) Denegación de permisos y licencias.
q) Denegación de la posibilidad de realización de cursos de     formación.
r) Cambios de periodos de vacaciones.
s) Informes negativos para conseguir permisos, licencias y vacaciones.
t) Apertura de expedientes disciplinarios, con poca o ninguna base.
u) Falta de presunción de inocencia del trabajador afectado por expedientes  o informes negativos.
v) Difusión de rumores con atribución de falsos problemas psicológicos o enfermedades.
w) Apertura de la correspondencia.


.

Enlace de Interes : http://laboro-spain.blogspot.com/2009/10/que-hacer-cuando-te-putean-en-el.html

PERFIL DEL ACOSADOR
PERFIL DEL ACOSADO
          Presenta tres posibles perfiles:

– Trastorno narcisista de la personalidad:
Tiene un concepto absolutamente inflado de sí mismo y cuando           se encuentra ante personas que de verdad valen mucho, se ve confrontando           con su realidad, percibe una amenaza enorme y piensa que tiene que eliminar           a esa persona.

– Psicópatas organizacionales:
Son personas con una enorme capacidad de seducción; no tienen           norma moral y sólo consideran lo que les beneficia o les perjudica.           Si un competidor les hace sombra, no dudan en “cargárselo”.

– Trastorno paranoide de la personalidad:
Vive permanentemente a la defensiva pués piensa que todos entán           contra él y quieren su puesto: por eso actúa contra los           brillantes, contra los que no aceptan ser manipulados, contra los que           lideran a sus compañeros.

Suele ser una persona a la que le gusta trabajar y rendir. Durante años, su actividad ha sido notablemente buena y, de repente, cae porque el acosador deja de darle trabajo con el fin de desprestigiarle.

Aunque son personas brillantes, suelen ser confiados, piensan que todo el mundo es bueno, van por la vida con el corazón abierto. Frente a un psicópata organizacional, un paranóico o un narcisista           son carne de cañón.


REFERENCIAS:

Margarita Díaz: Extracto del artículo “Acoso           y derribo”. Suplemento SALUD. ABC, 6/10/2001.
Carmen Sánchez Carazo: “El acoso psicológico           en el trabajo: un problema de salud laboral”. Diario médico,           7/2/2002.
– Asiciación contra el Acoso Moral en el Trabajo. Mail:
acoso@nova.es
– Página Web http://www.mobbing.nu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s