Categoría: Noticias censuradas

FASGA vulnera las bases legales de su propio concurso #FASGA4.0


FASGA esta de enhorabuena al cumplir su 40 aniversario de su fundación, para ello ha elaborado un concurso “¿QUÉ REPRESENTA fasga PARA TI?  ” donde insta a sus afiliados a expresar lo que sienten : http://concurso40aniversario.fasga.com/

Si consultamos las bases del concurso : http://concurso40aniversario.fasga.com/bases-concurso/

BASES DEL CONCURSO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pues hemos encontrado una participante que NO CUMPLE con ninguno de los requisitos:

  • NI ESTA AFILADA EN FASGA
  • NI ES MAYOR DE EDAD
  • ES FAMILIAR DE UNA INTEGRANTE DE LA EJECUTIVA REGIONAL DE LAS ISLAS BALERARES

Dentro video:

 

Anuncios

Los estrechos lazos que unen Ciudadanos y El Corte Inglés en Cataluña


Hace 40 años corrían malos tiempos para El Corte Ingles; Franco  habia muerto y su sindicalismo vertical también , dentro del sector de grandes almacenes, CCOO y UGT obtenian mayoría. Para hacer frente a esto desde El Corte Ingles se crea un sindicato de trabajadores para defender los intereses de la patronal, con el tiempo se conocería como FASGA ; para mas información https://elcutreingles.wordpress.com/2017/07/11/1976-1984-inicio-del-sindicalismo-amarillo-fasga-fetico/

En Cataluña , hace unos 12 años, el gobierno de la Generalitat cambia de manos, pasa de Jordi Pujol (CIU) a José Montilla (PSC), pero la política de afecta de los horarios comerciales sigue siendo la misma; ya un par de años atrás , cuando José Montilla era el ministro de Industria y Comercio, había lanzado la idea de recortar desde los 12 domingos hasta los 8 en toda España, algo que chocaba de pleno con los intereses de El Corte Ingles. https://elpais.com/diario/2004/05/30/economia/1085868002_850215.html

Actualmente , en Catalunya existe una apertura máxima de 70 horas semanales, 90 para España; y una ley de Rebajas recurrida en el TC por el gobierno central.

Inspirados en FASGA, buscan poder influir en un partido político afín a sus intereses, para ello; entra en juego un abogado en nomina de El Corte Inglés: Fernando Sánchez-Contador. Conocido por los trabajadores de ECI en Cataluña y MUY conocido por los extrabajadores de ECI. Ya que el se encarga de todos los actos jurídicos que afectan a ECI; como pueden ser despidos que acuden a la vía judicial, o como es mi caso particular, nos dimos la mano en mi Acta de Conciliación.

también ha defendido los intereses de ECI en varios litigios contra la Generalitat de Catalunya.

Sobre su vida personal, esta casado con Carmen de Rivera; Diputada al Parlament de Catalunya per Ciutadans, aquí se puede ver un video desayunando los dos:

también , este abogado, ocupa un puesto dentro de Ciudadanos ; lo podemos encontrar dentro de la comisión de Garantias de dicho partido https://www.ciudadanos-cs.org/comision-garantias?lg=ca

Presume de amistad con Girauta dentro de su perfil de Facebook: https://www.facebook.com/fernando.sanchezcontador; aunque públicamente se ha mantenido a un segundo nivel.

Para descubrir como ha influido El Corte Ingles solo hay ver el discurso de Ines Arrimadas : ‘En C’s decimos sí al comercio minorista, sí al apoyo a autónomos y PYMES y sí a una normativa estable’ se puedan leer cosas como :

Así mismo, ha afirmado que su partido apuesta por “una flexibilización horaria para que los comerciantes decidan cuándo les interesa abrir sus negocios”, además de que se establezca “una normativa clara en el sector que fije, de forma transparente, las reglas del juego para quien quiera participar de este sector”.

https://www.ciudadanos-cs.org/prensa/Arrimadas_En_Cs_decimos_si_al_comercio_minorista_si_al_apoyo_a_autonomos_y_PYMES_y_si_a_una_normativa_estable/6620/

Cosas que suenan a música celestial para los intereses de El Corte Ingles.

En su ultima aparición junto a Ines Arrimadas, en un Tweet que se ha hecho muy popular:

 

Si os fijáis bien:

Tambien es bien conocidos ; otros casos fuera de Catalunya, como en Salamanca, pero esto ya otra entrada para otro dia…

Un juzgado de Avilés condena a un jefe de El Corte Inglés por un delito de agresión sexual a una trabajadora


ROJ: SJP 41/2018  http://www.poderjudicial.es/search/openDocument/64d6cd4745855914/20180530

HECHOS PROBADOS
De la prueba practicada ha quedado acreditado que Antonia comenzó a trabajar en el año 2.001 en la empresa El Corte Inglés como cajera , en concreto en el establecimiento HIPERCOR sito en la calle Finca de la Tejera , carretera de Grado , de Avilés. En el verano de 2.013 pasó a ocupar el puesto de reponedora en el departamento de alimentación con horario de mañana , siendo su jefe directo en este nuevo puesto el acusado Bruno –
mayor de edad , con DNI nº NUM000 y sin antecedentes penales -.
El día 5 de febrero de 2.015 el acusado le dijo a Antonia que le acompañara a un anexo del almacén para colocar la leche sobrante y cuando la denunciante empezó a colocar la leche en palets , Bruno se acercó pordetrás de ella , la abrazó y le dijo “mira cómo estoy”. Ante esta situación , la denunciante consiguió zafarse del acusado , momento en que éste agarró a Antonia fuertemente por las muñecas , poniéndole la cabeza contra una balda , al tiempo que acercaba su cara a la de la denunciante mientras introducía su lengua en la boca de Antonia , le tocaba un pecho con su mano izquierda y la sujetaba fuertemente con la mano derecha.
Seguidamente , Bruno bajó su mano izquierda a la altura del pantalón de la denunciante , intentando bajárselo , y rompió el botón de sujeción , mientras la seguía manteniendo sujeta fuertemente con la mano derecha.
Antonia logró dar un golpe con su rodilla al acusado , zafándose de él y abandonando el lugar a la carrera.
Como consecuencia de estos hechos , Antonia causó baja laboral el 6 de febrero de 2.015 , en un primer momento por gastroenteritis y posteriormente por un trastorno ansioso-depresivo reactivo , siendo tratada enel Centro de Salud Mental de Avilés desde el 8 de julio de 2.015 , pautándosele tratamiento con psicofármacos.
Permaneció en baja laboral hasta el 27 de noviembre de 2.015 , fecha en que se incorporó a trabajar en el centro SUPERCOR de Avilés.
También ha quedado acreditado que el día 20 de marzo de 2.015 , a las 19.24 horas , el acusado Bruno envió al teléfono móvil de la denunciante unos mensajes de whatsapp
con el siguiente contenido:

“yo te (h)echo demenos sobre todo en el almacén colocando; me acuerdo en la leche al aire libre; a que no te acuerdas dónde fue yo sí; pero sé que no te gustó creo que fue mal”

A lo que Antonia contestó a las 19.31 horas

“me asusté”

Antonia denunció los hechos ante la empresa , la cual encomendó la investigación de los mismos a la Comisión Instructora para el Tratamiento e Investigación de Situaciones de Acoso de El Corte Inglés, que tramitó el expediente nºNUM001
, que finalizó con informe de 11 de mayo de 2.015. Como consecuencia ,Bruno fue objeto de despido que fue reconocido como improcedente por HIPERCOR , S.A. , percibiendo una indemnización de 13.910,56 euros.
Antonia denunció finalmente los hechos el 28 de julio de 2.016 en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Avilés.
No ha quedado acreditado que desde el verano de 2.014 hasta el mes de febrero de 2.015 el acusado Bruno le dijera a Antonia expresiones tales como “cómo me pones , me la pones gorda” , “soy tu jefe , a ver si vuelves a tu puesto de cajera y empiezas a hacer tardes” , que tocara sus nalgas o que se rozara habitualmente con la denunciante. Tampoco ha quedado probado que el acusado solicitara a Antonia favores de naturaleza sexual a lo largo del periodo de tiempo citado.

FALLO
Que CONDENO a Bruno como autor criminalmente responsable de un delito de agresión sexual del artículo 178 del Código Penal , sin circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal , a la pena de 1 año y 6 meses de prisión , inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y
a la prohibición de aproximarse a Antonia , a su domicilio , lugar de trabajo o cualquier otro lugar frecuentado por ella , a menos de 500 metros , y comunicarse con ella por cualquier medio o procedimiento , por tiempo de 3 años
.
Que ABSUELVO a Bruno del delito de acoso sexual del que se le acusaba.
En concepto de responsabilidad civil , Bruno indemnizará a Antonia
en la cantidad de 4.000 euros en concepto de daño moral , con los intereses del artículo 576 de la LEC .
Todo ello con expresa imposición a Bruno de la mitad de las costas procesales causadas , incluyendo en las mismas las correspondientes a la acusación particular en la misma proporción , declarándose de oficio la mitad restante.
.

Cartel publicado por LAB

Denuncian el despido de una trabajadora de El Corte Inglés de Eibar tras una excedencia


Se llevará una concentración este jueves a las 12:30 frente a El Corte Inglés

Cartel publicado por LAB

Cartel publicado por LAB

EIBAR.- El sindicato LAB ha denunciado que una trabajadora de El Corte Ingles fue despedida al reincorporar se a su puesto de trabajo después de una excedencia por cuidado de hijos. “El sindicato LAB interpuso una denuncia para denunciar tal hecho pero la empresa se negó a reincorporar a la trabajadora”, denuncian desde el sindicato. El juicio se celebrará en marzo. “El Corte Ingles de Eibar no respeta los derechos de los trabajadores y es por ello que este jueves, día 15 de febrero, realizaremos una concentración de denuncia en frente de El Corte Ingles de Eibar a las 12:30. Si no estás de acuerdo con esto, acércate el jueves a la concentración de denuncia”, señalan en un comunicado desde LAB.

SENTENCIA: El TSJC avala el despido de una vendedora que reveló el secreto de Papá Noel


ROJ: STSJ ICAN 1305/2017 – ECLI:ES:TSJICAN:2017:1305

Nº de Resolución: 484/2017 Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social Municipio: Santa Cruz de Tenerife Ponente: CARMEN MARIA RODRIGUEZ CASTRO Nº Recurso: 19/2017 Fecha: 01/06/2017 Tipo Resolución: Sentencia

http://www.poderjudicial.es/search/openDocument/7eb38a26a47ae494/20170908

JURISPRUDENCIA

Roj: STSJ ICAN 1305/2017 – ECLI: ES:TSJICAN:2017:1305
Id Cendoj: 38038340012017100479
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Santa Cruz de Tenerife
Sección: 1
Fecha: 01/06/2017
Nº de Recurso: 19/2017
Nº de Resolución: 484/2017
Procedimiento: Recursos de Suplicación
Ponente: CARMEN MARIA RODRIGUEZ CASTRO
Tipo de Resolución: Sentencia

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA. SALA DE LO SOCIAL
Plaza San Francisco nº 15
Santa Cruz de Tenerife
Teléfono: 922 479 373
Fax.: 922 479 421
Email: socialtsjtf@justiciaencanarias.org
Rollo: Recursos de Suplicación
Nº Rollo: 0000019/2017
NIG: 3803844420160000559
Materia: Despido disciplinario
Resolución:Sentencia 000484/2017
Proc. origen: Despidos / Ceses en general Nº proc. origen: 0000114/2016-00
Órgano origen: Juzgado de lo Social Nº 6 de Santa Cruz de Tenerife
Intervención: Interviniente: Abogado:
Recurrente Raimunda SELMA HERNANDEZ DELGADO
Recurrido EL CORTE INGLES S.A. ELENA TEJEDOR JORGE
En Santa Cruz de Tenerife, a 1 de junio de 2017.
La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de CANARIAS en Santa
Cruz de Tenerife formada por los Iltmos. Sres. Magistrados D./Dña. MARÍA DEL CARMEN SÁNCHEZ PARODI
PASCUA, D./Dña. MARÍA CARMEN GARCÍA MARRERO y D./Dña. CARMEN MARÍA RODRÍGUEZ CASTRO, ha
pronunciado
EN NOMBRE DEL REY
la siguiente
SENTENCIA
En el Recurso de Suplicación núm. 0000019/2017, interpuesto por D./Dña. Raimunda , frente a Sentencia
000338/2016 del Juzgado de lo Social Nº 6 de Santa Cruz de Tenerife los Autos Nº 0000114/2016-00 en
reclamación de Despido disciplinario siendo Ponente el ILTMO./A. SR./A. D./Dña. CARMEN MARÍA RODRÍGUEZ
CASTRO.
JURISPRUDENCIA

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Según consta en Autos, se presentó demanda por D./Dña. Raimunda , en reclamación de Despido
disciplinario siendo demandado/a D./Dña. EL CORTE INGLES S.A. y celebrado juicio y dictada Sentencia
desestimatoria, el día 17/10/2016 , por el Juzgado de referencia.SEGUNDO.- En la citada Sentencia y como
hechos probados, se declaran los siguientes:
PRIMERO.- Dña. Raimunda , mayor de edad, con DNI NUM000 , ha prestado servicios retribuidos para
la empresa El Cortes Inglés, S.A., desde el 19/10/2005, mediante la suscripción de un contrato de trabajo
indefinido, a tiempo completo, con la
categoría profesional de vendedora, y un salario mensual bruto prorrateado de 2.075,77 euros, (folios 209 y
201, -contrato de trabajo-? folio 211 a 234 -nóminas de diciembre de 2014 a noviembre de 2015-).
SEGUNDO.- En le presente procedimiento es de aplicación Resolución de 8 de abril de 2013, de la Dirección
General de Empleo, por la que se registra y publica el Convenio colectivo estatal de grandes almacenes, BOE
22/04/2013, (hecho no controvertido).
TERCERO.- La actora no ostenta ni ha ostentado la condición de representante de los trabajadores, delegado
sindical o miembro del comité de empresa, (hecho conforme).
CUARTO.- El día 17 de diciembre de 2015, la empresa demandada entregó a la trabajadora carta de despido
con fecha de efectos de ese mismo día, con el siguiente tenor literal:
quot;Tengo la obligación de comunicarle que esta empresa ha tomado la decisión de sancionarle con FALTA
MUY GRAVE, en razón a los siguientes hechos:
Ya el pasado día 22/09/2015 esta empresa le sancionó con la consideración de falta muy grave con la
suspensión de empleo y sueldo de 16 días como consecuencia del incumplimiento claro y manifiesto de
las obligaciones derivadas de su contrato de trabajo, al mantener de manera clara y persistente una actitud
negativa, pasiva, poco diligente y muy alejada de la profesionalidad exigida, a la plantilla por los hechos que
a continuación se detallan:
El pasado 21/11/2015, según manifestó un cliente a su jefe inmediato el Sr. Federico , usted le había dicho al
mencionado cliente que el 24 de diciembre no es un día para comprar en el centro, que no es algo nuestro, que
lo nuestro son los reyes, a lo que el cliente le contestó con el siguiente tenor literal: quot;eso no es una actitud
muy comercial, no crees? quot;, a la vez solicitó de inmediato un cambio de vendedor para que le siguiese
atendiendo. Con esta incorrección en el atendimiento, usted está obviando claramente en principio de servicio
al cliente y que nuestra empresa que está dedicada al comercio es uno de los aspectos más importantes ya
que todos nuestros esfuerzos están dirigidos a la atención al cliente prestado con la máxima cordialidad y el
mejor espíritu de colaboración.
Uno de los motivos por los que se sancionó y por lo que continuamente le tiene que reprender su responsable,
es que sigue haciendo caso omiso a las instrucciones dadas por su jefatura, y sigue negándose a tener un
juego de llaves que es obligatorio en su departamento, eximiéndose de esta manera de la responsabilidad de
cualquier vendedor en la seguridad de los dallas que autorizan la apertura de los muebles y aprovecha que no
están otras compañeras suyas para coger sus juegos de llaves con el consiguiente perjuicio que esto puede
ocasionar.
El pasado 24/11/2015 y debido a una manipulación indebida del mismo usted rompió una pieza de cristal de
murano de la firma Pandora causando de esta manera desperfectos en el material propiedad de la empresa y
todo ello en presencia de un cliente. Como consecuencia de su comportamiento este mismo cliente se dirigió
a su responsable el Sr. Federico para presentar una reclamación verbal por lo que usted de nuevo tuvo que
ser reprendida.
Por otro lado siguen siendo habituales sus ausencias injustificadas dentro de su área, sin la autorización
pertinente de su responsable inmediato y dejando desatendida su área de trabajo, motivo por el cual se le
llamó la atención en múltiples ocasiones, la última el pasado 24/11/2015, que se ausentó de su departamento
y fue objeto de una severa llamada de atención por parte del Sr. Federico .
Asimismo, se han mantenido varias reuniones con usted en las que se le aclaró que dentro de sus funciones
a parte de la venta, están la de implantación y cuidado del mueble que tiene asignado en su área de venta, a
lo cual usted sigue haciendo caso omiso a las directrices dadas por su jefe el Sr. Federico y las pocas veces
que lo ha hecho lo ha realizado con malos gestos, con aspavientos, protestando y con un comportamiento
claramente negativo, manteniendo un desprecio total hacia su área de trabajo.

Usted demuestra una falta total de respeto hacia sus compañeros de trabajo comprobándose como al darle
los buenos días algún compañero, usted ha llegado a contestarle quot;los serán para ti en la mierda de
departamento estequot;, esta es una clara manifestación de su falta de integración de su equipo de trabajo.
El pasado día 28/11/2015 su responsable, el Sr. Federico tuvo que intervenir en una operación de venta de
un reloj marca Titssot a causa de una incidencia motivada por la falta de educación con la que usted estaba
tratando al cliente. Cuando el responsable reconduce la situación y finaliza la operación de venta al cliente
observa como usted responde a una llamada de teléfono de su área de la siguiente manera y en tono jocoso:
quot;maravilloso departamento de relojería buenas tardessssssssssquot;. Su responsable en este momento
le llama la atención por esto y usted, haciendo caso omiso a las indicaciones de su responsable continua
haciéndolo durante el resto de la tarde.
El día 01/12/2015 usted malintencionadamente insulta a una compañera diciéndole que en su área de trabajo
la tienen apartada por ser una quot;petarda, gilipollas y espesaquot; y a continuación comenzó a hablar de
manera rápida e ininteligible para que los demás no pudieran entenderle argumentando que esta era su
técnica para quot;llamar gilipollasquot; a los clientes sin que se dieran cuenta, pero que fue escuchado por
sus compañeras de área.
El pasado viernes 04/12/2015 su responsable le comunicó que debía acudir como el resto de la plantilla
para visualizar el video editado por la empresa alusivo a la Navidad y usted inicialmente se negó y ante la
insistencia del responsable decidió acudir de malas maneras y haciendo el siguiente comentario: quot;que
pena que no haya traído las gafas de solquot;. El miércoles 09/12/2015 usted se dirige a un mostrador de
joyería para envolver un paquete para un cliente, al terminar, de manera brusca y acelerada lanza las tijeras
sobre el mostrador de tal manera que éstas caen por el lado contrario a pocos centímetros de la cara de
un niño pequeño hijo de otra clienta que esperaba en la zona. La clienta por esto tienen que recriminarle su
comportamiento y lo pone en conocimiento a su responsable el Sr. Federico .
El sábado 12/12/2015 atiende usted a una familia compuesta por un matrimonio con una hija de siete años
aproximadamente. La clienta estaba mirando de manera disimulada un reloj de caballero con intensión de
separarlo como futuro regalo de Navidad para su marido. Usted por su propia cuenta reacciona dirigiéndose
a la niña y diciéndole que se lleve a su padre a la perfumería para atenderle mientras su madre elige un reloj
como regalo de navidad para él.
Evidentemente la niña se lo dice al padre y por lo tanto cualquier sorpresa queda desvanecida y la niña queda
desconcertada de que su madre elija o compre un regalo en lugar de hacerlo Papá Noel. La clienta habla con
el responsable Sr. Federico y literalmente comenta que quot;no se explica que ha pasado por la cabeza de la
vendedora para hacer esoquot; y se muestra desolada ante la situación por lo que su responsable tiene que
pedir disculpas en nombre del Corte Inglés sintiéndose avergonzado por la situación.
Los hechos descritos suponen un quebranto claro, manifiesto y voluntario de las obligaciones derivadas de su
contrato de trabajo, en especial de las consignadas en el art. 5 .a ) y e) de la Ley del ET , esto es, realizar los
trabajos encomendados bajo los principio de buena fe, diligencia y contribución a la mejora de la productividad.
Asimismo, constituyen una falta muy grave, por tratarse de indisciplina y desobediencia en el trabajo así como
una clara transgresión de la buena fe contractual, así como abuso de confianza en el desempeño del trabajo,
según lo dispuesto en el art. 54.2.b ) y d) del ET , así como falta de respeto y consideración a los jefes, así
como a los compañeros de trabajo según lo dispuesto en el art. 54.9 º y 13 del Convenio Colectivo de Grandes
Almacenes .
Asimismo, el vigente convenio colectivo establece en su art. 56.3, sanciones por faltas muy graves
comprenden la suspensión de empleo y sueldo de 16 a 60 días hasta la rescisión del contrato de trabajo en
los supuestos de que la falta fuera calificada en su grado máximo.
Considerando que no ha existido ninguna causa imputable a esta empresa que justifique su comportamiento y
en donde queda patente que usted no cumple con las líneas de actuación propias de un profesional vendedor,
esta dirección toma la determinación de imponerle la sanción en su grado máximo, por lo que se procede a la
extinción de su contrato de trabajo por despido disciplinario.
Al constar usted afiliada al sindicato fetico, le informamos que esta decisión ha sido avisada a su responsable
sindical. Esta decisión tendrá efectos desde el día de hoy, quedando a su disposición la correspondiente
liquidación de haberes en el departamento de personal.
Solo nos queda añadirle, que contra esta decisión puede usted acudir, si lo estima conveniente a los tribunales
de la jurisdicción laboral.quot;, (folio 11 a 12).

QUINTO.- La actora fue trasladada en febrero de 2015 del área de perfumería al área de joyería, no estando
conforme con dicho cambio, (folio 194, -carta de sanción donde señala la fecha del cambio-? reconocimiento
expreso efectuado por la letrada de parte actora en el acto del juicio de la oposición y molestia causada a la
actora por el referido cambio-).
SEXTO.- La actora durante su trayectoria como vendedora ha tenido buenos resultados de ventas, incluso
recompensada por el área de joyería, (hecho conforme? folios 61 a 76, – listado de ventas del mes-).
SÉPTIMO.- La actora fue sancionada el 22 de septiembre de 2015, con suspensión de 16 días de empleo y
sueldo por la comisión de una falta muy grave consistente en hechos cometidos el 14 de agosto de 2015, por
apatía en el trato a una clienta? 17 de agosto de 2015, incumplimiento de funciones de su cometido (vender
una muestra, no rellenar la garantía)? el 31 de agosto de 2015, realizó una devolución de un producto averiado
y se ausentó de su área
de trabajo para rellenar en un bote propio productos de otra área? el 9 de septiembre de 2015, desatendió
la obligación de tener sus llaves propias y dejar el material al alcance de los clientes sin custodia? y 10 de
septiembre de 2015, tuvo un comportamiento descortés a su superior, (folio 194, -carta de sanción firme y
no impugnada-).
OCTAVO.- Con fecha 01/12/2015 la actora se dirigió a su compañera de trabajo Dña. Nicolasa y le profirió
las siguientes palabras: quot;eres una petarda, gilipollas y espesaquot;, ante lo cual, la trabajadora le recriminó
su actitud, contestando la actora quot;que me echen, así me pagan todo lo que me debenquot;, (testifical de
Dña. Nicolasa ).
NOVENO.- La actora se muestra descortés ante sus compañeros y superiores, aceptando de mala gana las
órdenes (visualizar el video de navidad de la empresa, contestando de forma insolente a las llamadas de
atención o saludos de sus superiores o compañeros), (testifical de D. Andrés , Gerente de la planta baja? folio
203, – email de fecha 24 de noviembre de 2015 remitido por D. Andrés a D. Cipriano , director del Corte Inglés
de Tres de Mayo-? testifical de D. Federico , jefe de área del departamento de joyería? D. Fidel , responsable
de carrocería-).
DÉCIMO.- La actora no atiende a los requerimientos de su superiores en materia de protección de la mercancía
dejándola a la vista de los clientes sin custodia, rotura de material por no adoptar el protocolo de uso de
guantes o correcta manipulación, negativa a usar un juego de llaves propio para apertura de vitrinas? (testifical
de D. Federico , jefe de área del departamento de joyería? folio 200 y 201, informe de actitud realizado por
el Sr. Federico el día 24/11/2015? D. Fidel , responsable de carrocería, folio 200 y 201, informe de actitud
realizado por el Sr. Fidel -).
DÉCIMO PRIMERO.- La actora se ausenta en horas de trabajo de su área de actividad, (testifical de D. Federico
, jefe de área del departamento de joyería? testifical de D. Fidel , responsable de carrocería? folio 204 a
206, -email y carta remitidos por D. Obdulio , del departamento de tienda donde comunica las ausencias
injustificadas desde hace un año-).
DÉCIMO SEGUNDO.- la actora ha mostrado falta de consideración a la clientela (contestándole de forma
inadecuada el día 21/11/2015 ante la adquisición de un producto para navidad? 28/11/2015, en la venta del
reloj Tissot? 12/12/2015, revelando a una menor la identidad de la procedencia de los regalos de navidad),
(testifical de D. Federico , jefe de área del departamento de joyería? testifical de D. Fidel , responsable de
carrocería).
DÉCIMO TERCERO.- La actora el día 11/10/2014, escribió por Whatsapp a Valeriano , con el siguiente
contenido: quot;como me digan que voy a joyería se van a llevar una gran sorpresaquot;, (folio 167, –
transcripción de whatsapp)-.
DÉCIMO CUARTO.- El día 28/12/2015, la actora presentó papeleta de conciliación frente a la demandada,
teniendo lugar la comparecencia ante el S.E.M.A.C. el día 28/01/2016, con resultado sin Avenencia (folio 10).
TERCERO.- El Fallo de la Sentencia de instancia literalmente dice:
Que desestimo la demanda presentada por Dña. Raimunda , frente a la entidad EL CORTE INGLÉS, S.A., y, en
consecuencia, declaro la procedencia del despido de la actora llevado a cabo el 17 de diciembre de 2015, y
absuelvo a la demandada de todos los pedimentos deducidos en su contra.
CUARTO.- En fecha 24 de octubre de 2016 se dicta auto de aclaración cuyo fallo refiere: Aclarar la sentencia
núm. 338/2016, de fecha 17/10/2016 dictada en el procedimiento de despido núm. 114/2016, en el sentido
de que en el hecho probado primero en vez de fijar el salario bruto mensual prorrateado en 2.075,77 euros
conforme a las nóminas de diciembre de 2014 a noviembre de 2015?

debe decir:
“y un salario mensual bruto prorrateado de 1.989,21 euros, conforme a las nóminas de diciembre de 2014 a
noviembre de 2015”.
QUINTO.- Que contra dicha Sentencia, se interpuso Recurso de Suplicación por la parte D./Dña. Raimunda ,
y recibidos los Autos por esta Sala, se formó el oportuno rollo y pase al Ponente. Señalándose para votación
y fallo el día 1/6/2017.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Doña Raimunda , articula su recurso al amparo del artículo 193 letra B de la Ley Reguladora de la
Jurisdicción Social , solicitando la revisión de los hechos probados octavo, noveno, décimo primero, décimo
segundo y décimo tercero; y al amparo de la letra C del artículo 193 de la LRJS , solicita se estime el recurso,
se revoque la sentencia de instancia y con estimación de la demanda, se declare la improcedencia del despido
con las legales consecuencias inherentes a tal declaración. Considera infringida la jurisprudencia sobre la
teoría gradualista.
El Corte Inglés, S.A., impugna el recurso, solicitando se dicte sentencia desestimatoria.
SEGUNDO.- Con carácter previo, la Sala, a la vista de la fundamentación del recurso, realizará las siguientes
precisiones. Como con reiteración viene señalando esta Sala, los hechos declarados probados pueden
ser objeto de revisión mediante este proceso extraordinario de impugnación (adicionarse, suprimiese o
rectificarse), si concurren los siguientes requisitos:
– A) De carácter sustantivo:
1º) La revisión de hechos no faculta al tribunal de suplicación (pues este recurso no es una segunda instancia,
sino un recurso extraordinario) a efectuar una nueva valoración global y conjunta de la prueba practicada e
incorporada al proceso, sino que la misma debe operar sobre prueba documental o pericial que demuestre
patentemente el error de hecho.
2º) No es posible admitir la revisión fáctica de la sentencia impugnada con base en las mismas pruebas que la
sirvieron de fundamento, en cuanto no es aceptable sustituir la percepción que de ellas hizo el Juzgador, por
un juicio valorativo personal y subjetivo de la parte interesada ( sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal
Supremo de 16 de diciembre de 1967 , 18 y 27 de marzo de 1968 , 8 y 30 de junio de 1978 , y 2 de mayo de 1985 ).
3º) En el supuesto de documentos o pericias contradictorias y en la medida que de ellos puedan extraerse
conclusiones contrarias e incompatibles, debe prevaler la solución fáctica realizada por el Juez o Tribunal de
Instancia, órgano judicial soberano para la apreciación de la prueba ( sentencias del Tribunal Constitucional
44/1989, de 20 de febrero Jurisprudencia citada a favor STC, Sala Primera , 20/02/1989 ( STC 44/1989)
Recurso de amparo en materia electoral. y 24/1990 de 15 de febrero Jurisprudencia citada a favor STC,
Pleno, 15/02/1990 ( STC 24/1990 ) Recurso de amparo en materia electoral), con la salvedad de que su libre
apreciación sea razonable ( sentencias de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 2 de marzo de 1980 ,
10 de octubre de 1991 , 10 de mayo , 16 de diciembre de 1993 , o 10 de marzo de 1994 ). De igual manera,
los documentos privados que hayan sido impugnados en su autenticidad por la contraparte y no hayan sido
adverados no pueden fundamentar una revisión de los hechos probados.
– B) De carácter formal:
1º) Ha de señalarse con precisión cual sea el hecho afirmado, negado u omitido que se entienda equivocado,
contrario a los acreditados o que consten con evidencia y no se hayan incorporado al relato fáctico.
2º) El recurrente ha de ofrecer un texto alternativo concreto a figurar en la narración tildada de errónea, bien
sustituyendo a alguno de sus puntos, bien suprimiéndolos, bien complementándolos ( artículo 196 párrafo 3º
de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social Legislación citada que se aplica Ley 36/2011, de 10 de octubre,
reguladora de la jurisdicción social. art. 196 (11/12/2011) ). En cualquier caso, y al igual que es exigible a los
hechos probados de la sentencia, el texto alternativo propuesto no puede incluir conceptos o valoraciones
jurídicas que sean predeterminantes del fallo.
3º) El recurso ha de citar pormenorizadamente los documentos o pericias de los que se estime se desprende la
equivocación del juzgador ( artículo 196 párrafo 3º de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social Legislación
citada LRJS art. 196.3 ), sin que sea dable admitir su invocación genérica ni plantearse revisión de cuestiones
fácticas no discutidas a lo largo del proceso. La cita global y genérica de documentos carece de valor y
operatividad a efectos del recurso ( sentencia de la Sala IV del Tribunal Supremo de 14 de julio de 1995
Jurisprudencia citada a favor STS , Sala de lo Social , Sección: 1ª, 14/07/1995 Conflicto colectivo. ), estando
el recurrente obligado a determinar con exactitud y precisión el documento concreto y particularizado en que
se apoya su pretensión revisora, exponiendo de forma adecuada las razones por las que el documento o
documentos acreditan o evidencian la existencia del error que se denuncia ( sentencia de la Sala IV del Tribunal
Supremo 5 de 26 de septiembre de 1995 Jurisprudencia citada a favor STS , Sala de lo Social , Sección: 1ª,
26/09/1995 (rec. 372/1995 ) Conflicto colectivo. ), así como la correspondencia entre la declaración contenida
en el documento y la rectificación que propone ( Sentencia de la Sala IV del Tribunal Supremo de 3 de mayo de
2001 Jurisprudencia citada a favor STS , Sala de lo Social , Sección: 1ª, 03/05/2001 (rec. 1434/2000 ) Conflicto
colectivo. ).
4º) Los documentos o pericias en los que se fundamente la revisión han de poner de manifiesto el error de
manera clara, evidente, directa y patente, de forma contundente e incuestionable, sin necesidad de acudir a
conjeturas, suposiciones o argumentaciones más o menos lógicas, naturales y razonables, y superando la
valoración global de la prueba que haya podido hacer la sentencia de instancia.
5º) La revisión pretendida ha de ser trascendente a la parte dispositiva de la sentencia con efectos
modificadores de ésta, pues el principio de economía procesal impide incorporar hechos cuya inclusión no
conduzca a nada práctico.
La Sala, tras analizar detenidamente la documental invocada, entiende que no ha de prosperar la pretensión
revisora.
No indica el recurrente la redacción alternativa que pretende dar a los hechos probados octavo, noveno, décimo
primero, décimo segundo y décimo tercero. Parece, en consecuencia, que pretende que sean eliminados sin
redacción alternativa.
El hecho probado octavo se basa en la testifical de doña Nicolasa . No es aceptable sustituir la percepción
que de ella hizo la Juzgadora, por un juicio valorativo personal y subjetivo de la parte interesada; y no se aprecia
en tal valoración ningún error evidente de la Magistrada de instancia que permite omitir tal hecho probado.
Mismas consideraciones deben hacerse del hecho probado noveno, que se basa en pruebas mayoritariamente
testificales, que llevan a la convicción de la Magistrada de instancia sobre la actitud de la actora frente a sus
compañeros y superiores. Se dice en el recurso que se basa en correos electrónicos posteriores al despido, lo
que no es correcto, pues la sentencia se refiere a uno anterior, y a varias testificales.
E iguales términos se pronuncia el recurrente con respecto al hecho probado décimo primero que se basa
en testificales a las que la Magistrada de instancia otorgo plena validez probatoria sin que se indiquen otras
pruebas que evidencien un error en la juzgadora.
Nuevamente pretende desvirtuar al hecho probado décimo segundo basado en testificales y con meras
manifestaciones de parte.
Sostiene el recurrente que el hecho probado décimo tercero no puede referirse a la misma situación que motivo
el despido, pero la transcripción que recoge la Magistrada es clara, y habla de si se la traslada a joyería, no que
se la hubiera trasladado ya, lo cual efectivamente puede ocurrir tiempo después.
El juzgador de instancia es soberano para la valoración de la prueba testifical y no le es dable a la Sala proceder
a un nuevo estudio de la misma, pues el recurso de suplicación no abre ninguna segunda instancia, sino que
es un recurso de carácter extraordinario, de naturaleza casi casacional, y de tipo eminentemente jurídico, en
el que el estudio de las normas jurídicas aplicadas ha de partir en todo caso del relato de hechos probados
de la sentencia de instancia salvo que prosperara un motivo de revisión de hechos planteado correctamente
al amparo del artículo 193.b de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social -lo que, como se ha indicado, no
es el caso-.
TERCERO.- Al amparo del apartado C del artículo 193 de la LRJS , sostiene el recurrente que se vulnera la
jurisprudencia sobre la teoría gradualista citando sentencias de 1991, 2000, 1990, 1992.
La actora es sancionada conforme al artículo 54.9 ºy 13 º y 56 del Convenio Colectivo Estatal de Grandes
Almacenes que sanciona con suspensión de empleo y sueldo o con rescisión las faltas y considera como tales
los malos tratos de palabra u obra, abuso de autoridad, falta de respeto y consideración a los jefes o familiares,
así como a los compañeros de trabajo y al público en general y transgresión de la buena fe contractual, así
como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo.
No se trata de la primera falta de la actora por estos hechos, pues ya fue sancionada, deviniendo firme la
sanción, por no impugnada, el día 22 de septiembre de 2015, con suspensión de 16 días de empleo y sueldo,
por la comisión de una falta muy grave. Los hechos sancionados -hecho probado séptimo.- fueron; apatía en el
trato a una clienta, vender una muestra, no rellenar la garantía, devolución de un producto averiado, se ausentó
de su área de trabajo para rellenar en un bote propio productos de otra área, dejo el material al alcance de los
clientes sin custodia y tuvo un comportamiento descortés con un superior.
Tenemos, por tanto, que el comportamiento falto de respeto hacía sus superiores y de desidia y desobediencia
en el trabajo venía ocurriendo desde septiembre de 2015. Después de recibir la sanción, de 16 días de
suspensión de empleo y sueldo, el 1 de diciembre de 2015 le dijo a su compañera “eres una petarda, gilipollas
y espesa, que me eche, así me pagan todo lo que me deben”. Estas palabras no sólo son una muestra clara de
falta de respecto y consideración hacía una compañera sino demuestran la actitud que tenía la actora y sus
posibles intenciones, esto es, conseguir un despido retribuido. Y tal intención se desvela en la actitud que sigue
manteniendo, descortés hacía sus compañeros y superiores, acepta de mala gana las órdenes, no atiende los
requerimientos de sus superiores en materia de protección de la mercancía dejándola a la vista de los clientes
sin custodia, rotura de material, negativa a usar juego de llaves propio de apertura de vitrina, ausencia en horas
de trabajo de su área de actividad y falta de consideración a la clientela.
Cada uno de los hechos que considera probados la sentencia de instancia podrían encuadrarse en una falta
leve o grave y no en una muy grave. Ahora bien, la continuidad y variedad de conductas que realiza la actora,
máxime después de ser sancionada, demuestran el descontento de la trabajadora en su puesto de trabajo y
la voluntad de no cumplir con buena fe sus cometidos y el buen trato que debe presidir la relación con sus
compañeros y con los clientes.
No se trata de hechos aislados, sino en la continuidad durante tres meses en una actitud en sus cometidos
falta de buena fe.
Conforme señala la jurisprudencia la transgresión de la buena fe contractual constituye un incumplimiento
que admite distintas graduaciones en orden singularmente a su objetiva gravedad, pero que, cuando sea grave
y culpable y se efectúe por el trabajador, es causa que justifica el despido, lo que acontece cuando se quiebra
la fidelidad y lealtad que el trabajador ha de tener para con la empresa o se vulnera el deber de probidad que
impone la relación de servicios para no defraudar la confianza en el trabajador depositada, justificando el que
la empresa no pueda seguir confiando en el trabajador que realiza la conducta abusiva o contraria a la buena
fe. La inexistencia de perjuicios para la empresa o la escasa importancia de los derivados de la conducta
reprochable del trabajador, por una parte, o, por otra parte, la no acreditación de la existencia de un lucro
personal para el trabajador, no tiene trascendencia para justificar por sí solos o aisladamente la actuación
no ética de quien comete la infracción, pues basta para tal calificación el quebrantamiento de los deberes de
buena fe, fidelidad y lealtad implícitos en toda relación laboral, aunque, junto con el resto de las circunstancias
concurrentes, pueda tenerse en cuenta como uno de los factores a considerar en la ponderación de la gravedad
de la falta, con mayor o menor trascendencia valorativa dependiendo de la gravedad objetiva de los hechos
acreditados. Igualmente carece de trascendencia y con el mismo alcance valorativo, la inexistencia de una
voluntad específica del trabajador de comportarse deslealmente, no exigiéndose que éste haya querido o
no, consciente y voluntariamente, conculcar los deberes de lealtad, siendo suficiente para la estimación de
la falta el incumplimiento grave y culpable, aunque sea por negligencia, de los deberes inherentes al cargo.
Los referidos deberes de buena fe, fidelidad y lealtad, han de ser más rigurosamente observados por quienes
desempeñan puestos de confianza y jefatura en la empresa, basados en la mayor confianza y responsabilidad
en el desempeño de las facultades conferidas.
La STS de 17 noviembre de 1988 con cita de las sentencias de 13 de noviembre de 1987 , 27 de enero de 1988 y
17 de febrero de 1988 , indica que en lo que se refiere a la valoración de los hechos constitutivos de infracciones
laborales que puedan o no ser merecedores de la sanción de despido la doctrina ha establecido la teoría
llamada gradualista,desde el punto de vista de la aplicación de la sanción, y personalizadora, desde la óptica
del sujeto autor de la infracción. Con arreglo a esta teoría es obligado el examen individualizado de cada caso
concreto en que han de ponderarse todos los elementos concurrentes en él, tanto subjetivos como objetivos:
intención del infractor, circunstancias concurrentes, posibilidad de la existencia de provocación previa, etc.,
de tal manera que sólo cuando la conducta del trabajador, valorada teniendo en cuenta todos los elementos
de juicio dichos, constituye una infracción de la máxima gravedad, resultará procedente la sanción de despido
que es también, la más grave prevista en la escala de las que pueden ser impuestas por la comisión de faltas
en el trabajo .
Estas consideraciones aplicadas al caso de autos, llevan a esta Sala a confirmar la sentencia de instancia.
La actitud de la actora no es aislada, y ya la empresa la sanciona con suspensión de empleo y sueldo, por
hechos similares que denotan la mala fe con la que desarrolla su actividad laboral, al parecer motivada por un
cambio de puesto con el que no estaba conforme. Lejos de cesar en su actitud, a raíz de esa sanción de 16
días de suspensión de empleo y sueldo, persiste en su actitud y verbaliza la intención de obtener un despido
retribuido. Desarrolla un conjunto de actitudes y acciones que individualmente consideradas, podrían no tener
más relevancia disciplinaria que una falta leve o incluso grave, pero en su conjunto denotan la voluntad rebelde
de la actora a continuar en el desarrollo correcto de sus funciones y hace presidir las mismas por una mala fe
contraria a la buena fe que debe presidir la relación laboral.
La empresa actúa conforme a derecho, suspende de empleo y sueldo a la actora, pero no consigue que cese
en su actitud. Quiebra definitivamente la confianza de la empresa en la trabajadora, cuando después de ser
sancionada, no decae en su voluntad rebelde de menosprecio a sus superiores y compañeros y a las ordenes
recibidas. La pérdida de confianza es tal que la empresa no puede tener ninguna en que la actora cumpla
correctamente sus cometidos, siguiendo las instrucciones de servicios y sin faltar al respeto a sus compañeros
o clientes.
La empresa actúa conforme al convenio colectivo, imponiendo la sanción más grave prevista, esto es el
despido, cuando ya había optado por la suspensión de empleo y sueldo y no había conseguido restablecer la
buena fe en la relación laboral.
Habiéndolo entendido en el mismo sentido la sentencia de instancia, procede su confirmación.
CUARTO.- Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 235 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social , no
procede hacer los pronunciamientos pertinentes respecto a las costas del presente recurso.
FALLAMOS
Desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por D./Dña. Raimunda contra la Sentencia 000338/2016
de 17 de octubre de 2016 dictada por el Juzgado de lo Social Nº 6 de Santa Cruz de Tenerife sobre Despido
disciplinario,la cual confirmamos íntegramente.Devuélvanse los autos originales al Juzgado de lo Social Nº 6
de Santa Cruz de Tenerife, con testimonio de la presente una vez notificada y firme a las partes.
ADVERTENCIAS LEGALES
Contra esta sentencia cabe Recurso de Casación para Unificación de doctrina, que se preparará por las partes
o el Ministerio Fiscal por escrito ante esta Sala de lo Social dentro de los DIEZ DÍAS siguientes a la notificación
de la sentencia de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 220 y 221 de la Ley 36/2011 de 11 de Octubre,
Reguladora de la Jurisdicción Social .
Para su admisión será indispensable que todo recurrente que no tenga la condición de trabajador o
causahabiente suyo, o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social, y no goce del beneficio de
justicia gratuita efectúe, dentro del plazo de preparación del recurso, el depósito de 600 #8364; previsto en
el artículo 229, con las excepciones previstas en el párrafo 4º, así como así como el importe de la condena,
dentro del mismo plazo, según lo previsto en el artículo 230, presentando los correspondientes resguardos
acreditativos de haberse ingresado en el BANCO DE SANTANDER c/c Tenerife nº 3777/0000/66/ el nº de
expediente compuesto por cuatro dígitos, y los dos últimos dígitos del año al que corresponde el expediente
pudiéndose sustituir dicha consignación en metálico por el aseguramiento mediante aval bancario en el que
se hará constar la responsabilidad solidaria del avalista, y que habrá de aportarse en el mismo plazo. Si la
condena consistiere en constituir el capital-coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá
de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social.
Para el supuesto de ingreso por transferencia bancaria, deberá realizarse la misma al siguiente número de
cuenta:
IBAN ES55 0049 3569 9200 0500 1274
Consignándose en el campo Beneficiario la Cuenta de la Sala y en Observaciones o Concepto de la
Transferencia los 16 dígitos que corresponden al procedimiento.
Notifíquese la Sentencia a la Fiscalía de este Tribunal y líbrese testimonio para su unión al rollo de su razón,
incorporándose original al Libro de Sentencias.
Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

UGT convoca movilizaciones en El Corte Inglés de Granada por el despido injusto de un trabajador


http://www.ugt-andalucia.com/web/10157/noticias/-/asset_publisher/gJ7n/content/ugt-convoca-movilizaciones-en-el-corte-ingles-de-granada-por-el-despido-injusto-de-un-trabajador

UGT convoca movilizaciones en El Corte Inglés de Granada por el despido injusto de un trabajador

Desde el Sector de Grandes Almacenes de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT Granada, se han convocado movilizaciones en el centro de El Corte Inglés de Granada situado en Acera del Darro, a partir del 26 de diciembre, para reclamar la readmisión de un trabajador despedido injustamente el pasado día 13 de diciembre. En caso contrario, se tomarán desde el Sindicato las medidas judiciales oportunas en defensa del afectado.

14/12/2017 |

Como explican desde UGT, el motivo aducido por la empresa para el despido del trabajador es la prestación de un deficiente servicio a un cliente, cuando a día de hoy, la empresa no ha podido aportar ningún impreso de hoja de reclamaciones del mencionado cliente. Así, el supuesto “deficiente servicio” ha sido considerado por la empresa como falta muy grave, e invocando grave perjuicio para la empresa, por lo que ha procedido a su despido disciplinario sin ningún tipo de indemnización. Desde el Sindicato señalan que en otras ocasiones han ocurrido hechos similares, pero nunca se ha procedido al despido disciplinario de ningún empleado, y se preguntan si, que el trabajador afectado sea afiliado a UGT, ha sido el hecho determinarte para que se haya tomado la decisión del despido en esta ocasión.

Así, UGT rechaza el despido disciplinario decidido por la empresa, y lo vincula a su condición de afiliado al Sindicato y miembro de su Sección Sindical, condición conocida por la dirección de El Corte Inglés, puesto que ha venido participando activamente en la acción sindical desarrollada en la empresa.

Así, el Sindicato manifiesta de manera pública su posición en contra de este despido disciplinario, porque está asentado en razones de cuestionable justificación, y va a estudiar un calendario de movilizaciones para exigir la readmisión inmediata del trabajador, que empezarán el próximo 26 de diciembre, ya que se considera que no sólo le perjudica al afectado, sino a la propia organización sindical, a la labor sindical diaria de la Sección Sindical de UGT en El Corte Inglés y a la propia libertad sindical.

El desastroso comercio electrónico de El Corte Inglés


Veo observando a traves de Twitter que en las últimas semanas ;muchos clientes que compraron a traves de la plataforma de El Corte Ingles desde la semana del  Black Friday a fecha de hoy aun estan esperando la mercancia.

Por lo que cuentan el problema se  encuentra en la logística de ECI, falta de comunicación con la empresa de transporte y tambien el servició de Atención de Cliente de ECI saturado.

Como es normal la prensa alaba el servicio de reparto de El Corte Ingles, e ignora el problema de miles de clientes de ECI que aun esperan sus compras.

De nada sirve que ECI eleve el numero de ventas en ecomerce si luego las tiene que anular por incuplimiento.

Algunos tweets:

Terror en el hipermercado, mi lista sindical ha desaparecido.


This page was exported from – Abusos Patronales- Denunciemos los Abusos Patronales

Carmen trabaja desde hace trece años en la sección financiera y de seguros de un hipermercado de capital extranjero con amplia implantación en todo el territorio español. Al poco tiempo de entrar en la empresa “donde comienza con un contrato de 24 horas semanales- es captada para presentarse a las elecciones sindicales por FETICO, un sindicato ya conocido para los seguidores de esta página (ver, p. ej., “El Estado policial en los Grandes Almacenes” o “Café, sonrisas y convenios invisibles”). Varios años en FETICO le sirven para darse cuenta de que este “sindicato” no tiene como fin prioritario defender los derechos de los trabajadores, sino los de la patronal. Carmen se afilia a CCOO y comienza a organizar una candidatura para presentarse a las elecciones sindicales. A partir de entonces, la empresa comienza una campaña de acoso y derribo utilizando todos los medios que se le ocurren.

El reclutamiento para el sindicato amarillo

Cuando Carmen es captada para formar parte de FETICO lo desconocía todo de la legislación laboral. “Pedí un turno de tarde, entonces me engancha una compañera: necesito gente para el sindicato, para FETICO, me interesas tú, tú tienes buen rollo con la gente. Con FETICO, porque es la única opción que hay en grandes almacenes sin problema. Entonces, firmamos la candidatura el 90% sin saber lo que estábamos firmando. Hasta que me encuentro un día que eres un miembro sindical. Sí, sabes lo que es miembro sindical, sin formación ni nada.”

“La manera de engancharte para estar en FETICO es: esto es un sindicato apolítico, simplemente estamos para ayudar a los compañeros, nosotros no nos metemos en partidos” Enganchan a la gente que tampoco tiene ambiciones políticas” gente joven, sin mucha información. Enganchan a mucha gente, y es lo único que hay. Incluso se te favorece. Se favorece a la gente que firma la candidatura de FETICO: aumento de horas [paso de tiempo parcial a completo], suelen estar en mejores puestos, no se te mira igual y el trato suele ser bastante bueno. El 90% de la gente que está en el comité de empresa con FETICO están beneficiados con cualquier pequeña cosa.”
Pequeño paréntesis sobre las condiciones de trabajo

¿Qué es un trato bueno en un hipermercado? ¿Qué son los puestos buenos? Para comprenderlo “y para entender el sistema de castigos y las amenazas que se ciernen sobre aquella gente que se “señale”- es preciso dar un pequeño rodeo por lo que significan las condiciones de trabajo en un hipermercado.

La gente de FETICO que la beneficiaban, ¿cómo era?

El beneficio dentro de un sector que trabaja de lunes a sábado, el beneficio puede ser de lunes a sábado sin turnos partidos, lo que para ti puede ser una tontería, para una persona que está dentro de un sector jodido, cualquier mejora es una mejora.

El turno partido, ¿es muy habitual?

Sí, es muy normal en caja. La cajera que entra, sí, casi el 90%. Entonces un beneficio es echar tu jornada seguida. Un beneficio es estar en un departamento como atención al cliente. Un beneficio es que te pasen a tiempo completo.

¿Hay mucha gente a tiempo parcial?

Un montón. En la línea de caja no hay prácticamente nadie a 40 horas, estamos hablando de cien personas. En bazar pesado, puede haber 3 o 4 como mucho, de unos 30.

¿En caja nadie?

No quieren una cajera a 40 horas. Porque de por sí es un trabajo muy monótono apalancada en una silla, una tía que lleva 40 horas pasando artículos por el escáner a los 10 años está amargada. En textil sí hay gente a 40 horas. Hay más de un 90% de indefinidos en la plantilla, pero a 20 horas la mayoría. Todo el mundo firma 20 horas a la semana para hacerse indefinidos, pero cuando tú tienes que pagar algo con ese sueldo”
“El beneficio para la persona que está jodida, tú te comparas con lo tuyo, dentro de lo tuyo, cualquier pequeño cambio dentro de un sector como es comercio, las cajas terminan a las once y cuarto de la noche, si te vas a las nueve ya eres la reina, es que estamos en un sector muy jodido, cualquier beneficio” Por ejemplo, cualquier persona que se le muera su madre, a lo mejor tiene tres días, por estar en FETICO te dan más o no lo justificas igual.”

“¿Tú sabes lo que es estar en una caja? Sólo pasar cosas por el escáner, hola, hola, y ya está. Es todo lo mismo. Cuando han pasado 15 minutos te crees que han pasado dos horas. Una jornada de 7 horas en la caja, eso es mortal. Yo estoy en un departamento que charlas con la gente, te puedes levantar, haces cosas distintas. Pero en una caja parada, entonces si la caja no tiene ventas, te dicen “recoge las cestas”, recoger las cestas es poder hablar con otra cajera, o te encuentras con un vecino, te mueves. Así que un castigo es no dejar levantarte nunca de la caja. Que no hay nadie en la tienda y tú estés todo el día en la caja, eso es que estás castigada.”

“Siete horas pasando artículos es un trabajo horroroso. Si tú dices, estoy en panadería, en charcutería, en pescadería, estás cortando pescado, tienes que montar la encimera” Pero en la caja no hay nada, tu capacidad de decidir es cero, no decides nada, no decides si te meas, no decides si tienes hambre, deciden cuando comes, deciden cuando meas, tú puedes decir “que me estoy meando”, y ya habrá tiempo para darte el servicio, igual no meas en toda la mañana. Tú no decides la hora de desayunar, te van a dar el desayuno cuando se pueda dar el desayuno, por tanto no puedes desayunar con un grupo de personas, ellos pueden decidir perfectamente que la merienda sea a las diez de la noche o que sea a las siete, y a lo mejor te quieres ir con la compañera que está al lado y no te puedes ir juntas. La caja es lo peor, es lo más aburrido, lo más monótono. Una persona que ha estado en otro departamento, donde tiene una relación con el cliente, porque el cliente puede ser jodido, y hay clientes horrorosos, pero de cinco horrorosos hay 55 que bien y hablas y tal, a pasar a un sitio en el que el cliente el trato que le da a la cajera es cero, porque el cliente parece que pasa por la caja y la chavala no existe, es una sensación” “¿cuánto es?, adiós”. Y el mismo cliente en un departamento como el mío, te hace un comentario” Y una persona que ha estado en un departamento donde ha tenido esa relación de repente, por apuntarse a CCOO, le castigan en la caja, y encima te pongo en la caja 33 o en la 1, al lado de la puerta, donde no paran de llegar clientes, donde en invierno te entra todo el frío y en verano todo el calor.”
Aprendizaje, desilusión, ascenso y huida del sindicato amarillo

“Yo me llevé unos años en FETICO sin hacer prácticamente nada, solucionando pequeños problemas, cosas de horarios ” Entonces te haces un poquito de afinidad con la gente. Pero empiezas a querer ahondar un poco más, empiezas a ir por temas un poco políticos, el tema de la mujer, estaba la guerra de Irak, empecé: “¿por qué no nos pronunciamos que no estamos de acuerdo?” “Es que eso es político, es que eso ya no va con nosotros””. Hubo otra concentración cuando el decretazo, yo dije: “vamos a hacer un paro”, y ellos “Nosotros no tenemos nada que ver, porque esto es un problema político””. Entonces, al que era responsable le dije: “Eduardo, esto se me queda corto”. Todo lo que se ponía en los tablones debía pasar por el filtro de la empresa, no se podía publicar nada” Yo era la que redactaba las actas, cuando yo las redactaba era muy crítica, yo suelo ser muy irónica, y me las corregían.”
“¿Cuándo comienza el problema con esta gente? Cuando tú empiezas a demandar una información que es más de la que ellos te quieren dar. En el momento que tú te señalas un poquito: oye, y esto ¿por qué?, ¿y por qué no puedo”?” ¿y esto se puede denunciar? Entonces ya hay una persona por encima tuya que te para: no se puede denunciar, tal. Incluso que habla con la empresa para que no se llegue a denuncias.”

“Todo eso me genera una desilusión muy grande, me peleo con uno de los responsables de FETICO y me quito. A los 9 o 10 meses me viene a buscar un responsable de FETICO, que me pregunta cuál es mi problema. Digo: “mira, demando información, quiero información y quiero libertad para denunciar. No quiero que tú me tengas que decir lo que he de denunciar.” Me dio mano libre y me hizo responsable del centro. Ser responsable del centro significa que la relación con la empresa es más grande, y tienes bastante más información. Ahí es donde me di cuenta de lo que es FETICO, es un pacto empresa-sindicato total. Presencié comidas en las que se pactaba lo que se iba a denunciar, en las que se pedían nombres de gente con probabilidades de formar candidaturas de CCOO o UGT, los delegados de FETICO daban nombres a los recursos humanos para que se les hiciera un seguimiento, por estar afiliado al PSOE, o simplemente por no estar no afiliado a FETICO. Suelen tener una afiliación de hasta el 99% de la plantilla, controlado por los de recursos humanos, todo el mundo está afiliado por nómina. Entonces todo el que se desmarca de ese pago es un rebelde, y si encima tiene don de gentes, pues” Entonces ahí me di cuenta.

¿Hasta entonces no sospechabas que era un sindicato amarillo?

Sí sospechaba que era un sindicato amarillo. Además nosotros nos reíamos porque decíamos: hay que ver” Pero bueno, yo cuando hablaba con gente de CCOO, porque me relacionaba con gente de CCOO, les decía: “es que ustedes no vais, es que ustedes estáis criticando pero nadie va, y la única manera que tengo de acceder a algo sindical es FETICO”. La gente de CCOO me decía: “es que no nos dejan entrar”. Yo no me lo creía, ¡inocente! Empiezo a tener contactos con gente de CCOO e información, y llega un momento que ya me sentía avergonzada de estar en reuniones con gente así: todo pactado. Cuando se denunciaban cosas era porque estaba pactado que se iba a denunciar, cosas secundarias. Eso le servía a FETICO para presentarse ante los trabajadores como un sindicato que pone denuncias.”

“Lo importante para ellos era el seguimiento de la gente. Fulanito, que está en frutas, ese no está afiliado, y ese chaval cada vez que me acerco a él, me pone mala cara. Entonces el jefe de recursos humanos del centro apuntaba el nombre de ese chaval para tener un control. Hacen también mucho hincapié en los jefes.”

“En una reunión se me pide que dé nombres de compañeros míos, y me nombra gente. Yo me negué, dije que yo me negaba a dar nombres, que yo creía en la libertad sindical y que si alguien quería estar en una candidatura de CCOO o de UGT yo no iba a decir nunca el nombre de una persona. En aquella reunión ya me tacharon de: “tú no eres de las nuestras”. Ya los jefes de recursos humanos a mí me tenían un poquito, como que no les cuadraba dentro de lo que es FETICO, o me decían que yo pedía más de lo que me iban a dar, y FETICO me tenía que enseñar a pedir solamente lo que ellos pudieran darme, a no generar en los trabajadores expectativas, que para eso estaba mi sindicato, para no crear expectativas. Por ejemplo, las madres, las guardas legales por maternidad, pues no ir yo animando a la gente a pedir turnos de mañana, sino hacerle un poco la labor a la empresa. Ellos entienden que tu jornada es dentro de tu turno, si es de mañana, por la mañana, si es por la tarde, por la tarde. La ley está ya dando turnos de mañana, y de lunes a viernes. Entonces ellos quieren que si una persona me dice “Carmen, yo quiero un turno de mañana”, yo le tengo que decir: “no, no, tú tienes que pedir tu horario dentro de tu turno de mañana o de tu turno de tarde”. Si yo le digo: “bueno, tienes una opción que es denunciar a la empresa” eso no lo ven. Ellos utilizan a FETICO para hacerle la labor: esto es lo que te corresponde y ya de antemano te dicen lo que no te corresponde para que no se lo demandes a la empresa. Yo no conozco ningún caso de un abogado de FETICO que haya puesto una demanda por guarda legal, no conozco ningún abogado que haya llevado a juicio un despido”

“Me señalé con ellos de una manera brutal. Entonces empiezo ya” que no. Tuve una alternativa, que era dejarlo. A mí esto no me gusta. No afiliábamos. Ya empiezan desde FETICO a darse cuenta, que no había una labor sindical, que no afiliábamos. Ya Dos Hermanas se señala.”

“Responsable del centro es la persona que va a las reuniones de la provincia. La responsable le habla a los compañeros: ¿qué problemas tenemos? Hay un problema en oficina, o en tal lado. En esas reuniones, que eran todos los comités de empresa de toda Sevilla, que era todo FETICO, ahí es donde piden los nombres de posibles candidaturas a otros sindicatos, y donde la empresa dice a boca llena que para que entren otros, los quieren a ellos. Pactan: si tengo a cinco personas que han pedido un complemento de nivel, dámelo, porque vienen las elecciones. A mi me parecía brutal, todo controlado. Entonces empecé a sondear Dos Hermanas, y me arriesgué. Hablé con Rafa Domínguez, quiero montar una candidatura de CCOO. Y me dijo en aquella época: “no digas nada, porque te van a dar por todos lados”. “Yo no, yo no, ¿qué me van a dar por todos lados?, no, no, esta empresa no. Nunca me pensaba lo que nos pasó.

Después de haber ido a esas reuniones, ¿no creías?”

Sí, sí, yo ya empecé un poquito tal, FETICO me quiso comer la cabeza, me di de baja de FETICO, me empezó a preguntar que qué quería yo para seguir, les dije que yo no quería nada. ¿Qué pasa? Que ya fue muy descarado. Porque simplemente el hecho de sondear para hacer candidaturas, ya la gente lo cuenta.

Yo te quería decir: tú habías visto las prácticas de la empresa en las reuniones, Rafa te dijo que te vas a meter en un montón de problemas.

Claro. Yo sí veía lo que la empresa era, pero nunca lo vi traducido en un seguimiento. Sí, yo he escuchado dar nombres de personas, pero no pensé que lo fueran a llevar a cabo, de verdad. En ese aspecto le di un voto de confianza a la empresa. Yo pensé que me iban a molestar, pero no, no, no fue ni la mitad de lo que luego pasó.”
Libertad sindical

Carmen comienza a organizar la candidatura de CCOO “a escondidas”. Tarea vana cuando la empresa tiene organizado todo un sistema de recompensas a la delación.

“Bueno, esto fue ya vox populi. Le dije a Rafa: esto ya es descarado, y me parece una tontería que estemos tapándonos, cuando lo que nos conviene es trabajar con CCOO, que la gente conozca que vamos a entrar con CCOO. Y dimos el paso: CCOO manda un escrito “ya se sabía-. Y en el momento que nos presentamos ante la empresa como CCOO, ya empezó un seguimiento. Fueron meses antes de las elecciones. Cuando damos el paso, se vienen conmigo tres compañeras de FETICO y empezamos a hacer labor sindical. Entonces empieza la persecución brutal. Seguimiento de seguridad, no nos dejaban levantarnos de nuestros puestos de trabajo, a una compañera que estaba de cara al público la encierran en un departamento a contar dinero. La gente no se paraba a hablar con nosotros porque tu jefe te reñía, los jefes en el momento que empezaba a hablar con un compañero, como nos siguen con las cámaras, en el momento tenías al jefe porque todo era chivatazo que estaban los de CCOO, con lo que no podíamos hablar con nadie. Si yo ahora me levanto porque voy a hablar con un vendedor, porque estoy en un departamento que tengo que hablar con los vendedores o tengo que ir a caja central a una devolución, mi movimiento era una pasada, si yo me movía tenía tres jefes detrás de mí, en plan descarado. Eso genera que hay compañeros que te dejan de hablar, o te hablan menos. Si vas a merendar, ves que la gente no se sienta contigo. Generaron un miedo impresionante en el centro, la gente de CCOO era la peste.”

El censo electoral del hipermercado está dividido en dos “colegios”. El primero, de “técnicos”, reúne a todos los mandos y a las cajeras: tiene cinco representantes en el comité de empresa. El segundo, de “especialistas”, agrupa al resto del personal y cuenta con cuatro representantes en el comité de empresa. Esta manera de dividir el censo le permite a la empresa “perdón, al sindicato FETICO- controlar el comité de empresa aunque sólo controle a los mandos “tarea evidente- y a las cajeras “que forman un colectivo con mucha menor capacidad de resistencia que el de “especialistas”-.

“Es muy difícil montar una candidatura en el colegio de técnicos, es casi imposible, a nosotros nos ha costado muchísimo. Si tú tienes cinco en el colegio de técnicos, y cuatro en el de especialistas, si hay una candidatura de UGT, nunca vas a sacar la mayoría, porque yo tengo la mayoría controlada al tener la representación de técnicos.”

“¿Qué pasa con las cajeras? Que no quieren saber nada de tema sindical. Son mujeres, con cargas familiares y no quieren problemas. Miedo absoluto a cualquier cosa, y FETICO no tiene problema, además están los mandos, que están controlados por la empresa. En el otro colegio, son perecederos, las frutas, la gente que se levanta a las seis de la mañana, y es gente más conflictiva, más reivindicativa, más vieja. Se concentra el mayor número de indefinidos. Ellos lo hacen de forma que el colegio de técnicos siempre sea mayor que el de especialistas. Si se presenta una candidatura de CCOO o UGT, es muy difícil que pueda presentar candidatura en el colegio de técnicos.”

En esta coyuntura, Carmen y sus compañeras comienzan a buscar candidatas para el comité de empresa.

“En aquel momento la gente vieja que te conoce, te firma la candidatura sin problemas: “Oye, me voy a presentar por CCOO, necesito una serie de gente que me respalde.” La gente: “sí, Carmen, tú me caes bien, tú me has arreglado problemas, ¿te vas a CCOO? Sin problemas te firmo”. La gente firmaba sin problemas la candidatura. ¿Cómo llegaba a oídos de la empresa que esas personas te habían firmado? Porque alguien que se había acercado, que se hacía pasar por amistad mía, se enteraba de la gente que me iba firmando.

En otras empresas he visto que lo que se hace es que los que firman no saben quiénes son los otros de la lista

“Exactamente. Fuimos muy tontos. Ahí hemos pecado”

“La gente firmaba sin problemas: “Carmen, esto ¿qué significa?”. Yo se lo explicaba, “yo tengo que presentarlo con cinco personas”, “es que no quiero ser del comité”, “bueno, yo te pongo la última en la lista”. La gente te firmaba, pero me firmaba por afinidad, porque yo le había arreglado un problema, porque un día le hice un favor” Toda esa gente se fue. Nos tiraron la candidatura por lo menos cuatro o cinco veces, pues veintitantas personas. Se enteraban de la gente que firmaba candidaturas, hubo infiltrados. Se llamaba a la gente a su casa, se hacían reuniones con ellas: “os ponéis en contra de la empresa, os van a echar, ¿por qué te has metido en esto?”. A los dos o tres días, “Carmen, que me quites”, “pero, ¿qué te ha pasado?” “que no, Carmen, que me han llamado, que qué estoy haciendo, que estoy poniéndome en contra de la empresa, que no me busque problemas, que voy a tener otro niño y ahora me van a quitar de la oficina” “Pues, bueno, te quito”. Otra” El 90% de la gente que me ha llamado, ha llorado, porque por un lado se sentían mal por quitarse y a la vez con miedo, mucho miedo, han metido mucho miedo. Un día se me quitaron cinco del tirón. En el otro colegio no tuve ese problema, porque son gente más mayor, más curtida trabajando, esa gente se mantuvo, no hubo tanta presión. Entre la misma gente se mantenían unos a otros. En mi colegio no, aquí había pánico generalizado. Les llegaban y les decían a las cajeras que iban a grabar las votaciones, que la que votara a CCOO no se le iba a renovar nunca, no se le iba a llamar a ningún centro comercial” En esas condiciones, no puedes obligar a nadie a mantenerse en la candidatura.”

“Aquí se establece un miedo tan generalizado, que era pánico, era una cosa de verte sola merendando, de decir, no se acerca nadie a mí. De gente decirte: Carmen, te voy a votar, pero no te acerques más a mí, no me busques, no me generes más problemas. Era impresionante. Además la gente que lo hacía por inocencia, que firmaba: “no, a mí no me da miedo”, le decíamos “mira, te van a presionar, te van a decir esto, lo otro, pero bueno, tú mantente que no va a pasar nada”, yo no sé lo que les decían pero a los cinco minutos venían llorando y “no quiero problemas, no quiero problemas, no quiero problemas”

¿Qué les decían?

Con el tiempo me he enterado de cosas: “¿dónde te vas a meter? CCOO es un sindicato follonero que está en contra de la empresa, te van a despedir, si quieres un turno no te lo van a dar, si estás en un puesto medio en condiciones te van a pasar a caja”. Señalarte.”

“Yo he pecado de inocente, primero por hacer las listas abiertas, segundo porque yo he confiado en gente que han sido “entre comillas- amigas mías o conocidas mías. Nos conocemos todas desde hace mucho tiempo y a mí me ha traicionado gente muy cercana a mi. Las coordinadoras estaban todas en FETICO, entonces una persona que lleva trece años contigo, que días antes de decirle que te vas a pasar a CCOO eran amigas, esa misma gente utilizó esa amistad para apuñalarme por detrás. Hubo mucha gente infiltrada y chivata. Ellos sabían todos mis movimientos, con quien hablaba. También sabían quién me iba a firmar por amistad. Y fueron a por toda la gente que había firmado, a todas las tiraron. Con las dos que nos presentamos fuerte se mantuvieron tres más. La empresa, llamándolas por teléfono constantemente, dos embarazadas y una en oficina. A la de oficina no la insistieron tanto, ella no le dio tanta importancia, no se sintió tan amenazada; sí la llamaron, pero creo que es una tía que lo asumió muy bien y no se sintió tan presionada. Pero las otras dos compañeras estaban embarazadas, una con un embarazo de alto riesgo de ocho meses. Una de ellas nos firmó el último día, y nos firmó como diciendo: tengo tanto miedo, que voy a firmar por demostrarme a mi misma que esta gente no pueden conmigo, por cojones. Ellos no contaban con que íbamos a presentar candidatura; la presentamos el último día. Cuando la presentamos, los jefes las empezaron a llamar por teléfono: “tómate un café conmigo, porque están pasando muchas cosas, se han falsificado firmas, CCOO ha presionado a gente”.
La última treta y el triunfo de CCOO

“Llegamos a la presentación de las candidaturas y nos dicen que FETICO ha puesto una denuncia, que las firmas están falsificadas. Ellos saben que eso genera confusión en la gente, que la gente dice: “yo ya, una cosa es que te firme, y otra estar aquí””. Era mi colegio el que me querían tirar, porque era el que daba la mayoría; además si yo no salía se quitaban a la cabecilla, ellos se han empeñado porque les ha sentado muy mal, para ellos yo les he traicionado. Entonces fueron a por mí con todo. Se empeñaron mucho en mi colegio, el otro colegio no lo tocaron, la gente que firmó la candidatura de especialistas, salvo uno que la empresa le quiso un poquito como: “Oye, ¿qué has hecho?”.

“Yo no sé las horas que nos llevamos en el centro intentando convencer a la empresa de que las firmas no estaban falsificadas y buscando una solución sin hacer que esas chavalas tuvieran que venir. Primera solución: que se ratifiquen de manera telefónica, con un manos libres, voz en alto: soy menganita, y he decidido voluntariamente presentarme en la candidatura de CCOO. Llamamos a las tres compañeras: “oye, que esta gente dice que hemos falsificado vuestra firma”, la gente hasta el coño, “entonces, ¿qué hago, Carmen?” “Mira, te van a llamar, tú tienes que decir, con tu DNI, que voluntariamente has aceptado la candidatura de CCOO sin ninguna presión”. Hablamos con las tres personas, conseguimos que se ratifiquen y le decimos a la empresa: “vale, aceptamos esa propuesta, la gente va a hablar en manos libres delante de la mesa electoral y se va a ratificar”. Y la empresa nos responde: “Nos lo vamos a pensar ahora”. Nos tienen una hora y media esperando y nos dicen que ya no, que eso no vale, que se tienen que ratificar en persona. Todo esto con un abogado de CCOO delante. Dice el abogado que no, que se niega, que impugnamos las elecciones pero que no se va a hacer a nadie ir a la empresa, además en las condiciones que estaban, dos embarazadas, una de baja por problemas de espalda. Y que no, que no, que no y que no. CCOO propone que fuera un notario a las casas. “Nos lo vamos a pensar”. Otra hora y media esperando: “No”. Y obligan a la gente que se ratifique en persona. Eso llega un momento que digo: yo paso, no me presento, pierdo las elecciones, se impugna” Ya teníamos mucho miedo, porque decías: a una persona que me está haciendo un favor, yo ya no puedo molestarle tanto, es que esto llega un momento que no merece la pena. Pero en el último esfuerzo, conseguimos que las chavalas vengan a ratificarse. Y se ratifican. Vienen con los maridos, porque los maridos: “mira, yo voy contigo, porque te han llamado por teléfono todo el embarazo, todo el embarazo llorando amenazada con que te van a presionar, que te van a hacer esto”. Pero ahí no quedó la cosa: los de CCOO tuvimos que custodiarlas a ratificarse a la mesa electoral porque las estaban esperando en la puerta, la jefa de personal, para presionarlas en el camino a la mesa electoral. Viene la gente de CCOO de hostelería, quedamos con ellas a una hora concreta y las acompañamos hasta la mesa para que no se acerquen a ellas. Aquello fue un número. Se ratifican. Incluso una de ellas les llega a decir: “mira, yo siempre he firmado la candidatura con FETICO y nunca he tenido problemas, nunca se me ha molestado como se me ha molestado aquí”. Nos presentamos y sacamos mayoría. Yo creo que la gente ya nos votó por lástima, aquello fue tan fuerte que la gente cuando veía la injusticia” Porque una cosa es que tú no opines o que no te acerques a un sindicato, pero aquello fue una pasada, yo no me podía acercar a nadie” Y ganamos

¿No os lo esperabais?

Sabíamos que teníamos respaldo, además, teníamos el voto muy controlado, pero la manipulación que se hizo fue impresionante, los meses antes de las elecciones todo lo que pedía FETICO se le daba, y a fin de cuentas un trabajador sin ideales políticos, sin ideales sindicales, tú le aumentas el contrato a 40 horas y te vota a ti. Fue descarado el favoritismo. Gente que llevaba años pidiendo el paso de contrato parcial a completo pasaban ahora a tiempo completo. Entonces FETICO hacía cosas y CCOO no, y tú le tenías que explicar a la gente que no es que CCOO no hiciera cosas, es que CCOO no podía sentarse con la jefa de recursos humanos porque nos negaba sentarnos con ella, nos echaba del despacho. Y ese mensaje le llega a unas personas y otras dicen: no, no me lo creo, es que FETICO realmente sí hace y tú no. ¿Qué pasó? Que al final a la gente le llegó el mensaje de que no es que no hiciéramos, es que no nos dejaban. ¿Por qué? Porque veían a FETICO reunida con la empresa horas y horas, y gente que presenció cómo nos echaban del despacho, que no entrara CCOO. La gente sí veía muchas injusticias, pero tampoco sabíamos la reacción que iban a tener, porque en el sentido sindical pasan. Se hizo indefinida a gente que iba en la candidatura de FETICO, si iban 15, 9 se hicieron indefinidas, fueron a puestos mejores, porque la caja es muy monótona, es muy aburrida, el premio era que todo FETICO estaba en atención al cliente y la gente que firmó la candidatura de CCOO cuando se incorporó tras la baja maternal fue castigada a caja.”
Represión postelectoral

¿Estaban en otros lados?

En atención al cliente, y las castigaron y las pasaron a caja. Hemos conseguido que una de ellas vuelva a atención al cliente, tras un año y medio pidiéndolo. Después de las elecciones, de mi colegio una chica, muy bien mirada cuando estaba en FETICO, una chica mona, alegre, en atención al cliente, y cuando se pasa conmigo a CCOO, dos días antes de dar el paso oficial, que ya sabían que iba por CCOO, la meten en un sitio cerrado, custodiado, con cámara, donde se cuenta el dinero, sin explicaciones, y no vuelve a salir más de cara al público. ¿Por qué? Porque si estás de cara al público en unas elecciones haces campaña. Yo estoy con gente, yo estoy en un departamento que la gente viene a afiliarse allí. A mí no me podían quitar porque ya sería muy descarado, pero a ella la quitaron, porque en atención al cliente es la que dice a las niñas a qué caja van, cuando les corresponde la merienda, entonces si yo mientras te adjudico la merienda te digo vótame” pues la quitaron. Y ella lo llevó muy mal. Porque pasaron las elecciones y se iba a poner una tutela por vulneración de los derechos fundamentales, nos comían la cabeza, bajaba gente de CCOO de Madrid, para normalizar el tema, decían que las cosas iban a cambiar, que la empresa ya asumía que CCOO estaba ahí.

Nosotras decíamos: vale, para cambiar, que vuelva todo a la normalidad, que estas dos chicas vuelvan a atención al cliente” “Bueno, tal”. Nunca volvieron a atención a cliente. Lo llevó muy mal, porque era una persona muy de estar con la gente, el estar encerrada para ella” Y pidió la cuenta. Llegó a un acuerdo con la empresa. Se fue ella, se fue también una chica de textil, que había firmado la candidatura y tuvo muchos problemas. Ella tenía problemas de espalda y estaba en probadores; allí se suele poner a gente con problemas para cargar peso, con hernia de disco” porque en probadores alternas posturas sentadas con posturas de pie y la manipulación de carga es controlada. A esta chavala la empiezan a mandar a cargar, a cargar, a cargar” Le da un tirón en la espalda cargando peso y se da de baja. Ella quiere que sea baja laboral y no la consideran baja laboral, cuando ella presenta un informe del médico de la empresa que dice que la empresa es conocedora de que esta trabajadora tiene problemas de espalda y se la está haciendo trabajar con sobrecarga. La médico le había estado haciendo un seguimiento diario, claro la chavala sube, se encuentra mal, además una chavala muy delgada, con muy mala cara, subía y la médico le hacía un seguimiento.

Cuando le dice: “mira, yo estoy en probadores y me traen los palés de camisas, de cosas y esto me está afectando”, la médica le hace un informe para que le den la baja, donde dice que le recomienda la baja porque en el puesto donde está se deberían mantener unos mínimos” Fue un número, porque la jefa de personal le quiso quitar el papel, se anduvieron con las manos” A la médica de empresa la empiezan a presionar hasta que la echan, no sólo por ese tema. El médico de la empresa es una subcontrata, no es del hipermercado. Hubo otra cosa, que la médica dijo que había unos guantes de látex que producían alergia a los trabajadores. Fue una médica un poquito polémica allí. La médica desapareció de allí, la mandaron a otro lado porque se había pronunciado en contra de la empresa. Entonces la chavala de probadores estuvo mucho tiempo de baja, conseguimos que el inspector reconociera que tenía un problema de salud, y que la empresa tiene que vigilar la salud de sus trabajadoras cuando es conocedora de que tiene un problema, y la animó a denunciar ese tema. Cuando lo denuncian, la chavala se agobia porque no quiere volver. La gente tiene pánico de volver al hipermercado porque a ver qué me voy a encontrar. Y negocian. Negocian 21 días por año; se han ido tres personas de la candidatura. ¿Qué pasa? Que en mi colegio queda un puesto para subir. Si yo te voy tirando gente, llegará un momento a lo mejor que perdáis la mayoría.

O sea, estas personas estaban en el comité de empresa

Sí, una en el colegio de técnicos, otra en el de especialistas. En el de especialistas no tengo problema porque me subía la gente sin problema. Pero en mi colegio, tocan a la más débil. Lo último ha sido hace cinco meses, lo último gordo que hemos tenido con la empresa, que ha conseguido que una de mis candidatas renuncie a ser representante a cambio de cambiarle el horario. Tocan a una persona que tiene dos niños chicos, se agobia con los horarios y le proponen un horario: te doy un horario, pero te quitas de la candidatura. Entonces me firma la renuncia de CCOO. Eso ha sido para que nunca suba mi lista. Esto ha sido lo último gordo que nos han hecho. Todavía seguimos teniendo mayoría porque el voto del presidente tiene un voto de calidad y sería un voto más. Normalmente no trabajamos como comité de empresa, no es que tengamos problemas con ellos ahora mismo, con la gente que está allí de FETICO, con los altos cargos sí. Trabajamos como sección sindical.”

“A mí me hicieron un seguimiento de horarios. Me mandaron una carta donde se decía que tenía que presentar en 24 horas lo que había hecho en tres meses, de octubre hasta diciembre, todos los días: dónde había ido, mi horario, si había ido al médico” Y si no, era el despido. Me lo dice la jefa de recursos humanos en aquel momento. Me quedé, digo: “¿qué me estás pidiendo? Yo, ¿cómo me voy a acordar de lo que he hecho?” Y me dijo que eso es lo que había. Cuando salgo, mis compañeros: ¿qué pasa, Carmen? ¿qué te ha pasado? Claro, porque con todo lo que ha pasado cuando la gente me ve entrando en el despacho con ésta: ¿qué te ha pasado? Yo disimulaba: “Nada, que me han dado una carta”. Porque todo esto generaba que la gente pensara: joder, cualquiera se mete en CCOO. Va a costar quitar el miedo en el hiper. Me vengo a CCOO por la tarde, con la incertidumbre vine corriendo sin comer, llamo a mi compañera Pepi, oye, las horas sindicales ¿están justificadas”, ya verás cómo se nos ha pasado algo y esta gente nos va a mandar a la puta calle, porque ya llegas a dudar hasta de ti misma, esta gente va a utilizar cualquier cosa, el que haya llegado tarde, cualquier cambio de turno, y me dice el abogado que me niegue, que les mande un escrito donde diga que me especifique qué días quiere que le aclare, que yo no le voy a especificar tres meses. Le escribo la carta, se la doy a la jefa de recursos humanos, y me pide especificar 15 días distintos. Tengo que buscar esos días qué he hecho. Un día he ido al médico, no tengo el justificante, y acojonada, porque” Ellos lo que quieren es que llegue un momento en que tengamos miedo hasta de movernos, y yo me niego a guardar todos los papeles, claro, faltaban papeles de los médicos, las horas sindicales sí estaban controladas porque las justificamos por fax. Entre todo el mundo buscando información a ver lo que hice cada día. Al final lo conseguimos, lo demostré, y le pedí a la jefa de recursos humanos que quería una contestación, diciéndole “si tú en dos días me ibas a despedir, yo quiero que tú me digas ahora que está justificado esto”. No recibía respuesta, y le envié cinco o seis cartas pidiéndolo. Nunca llegó una carta. Todo esto hace que la gente que está a tu alrededor tenga miedo. Yo misma estuve unos meses obsesionándome con los horarios. Ah, sí, después de mucho insistir me llegó una carta. Ahí decía que yo me cambié los horarios sola, que me voy cuando me da la gana, que entro cuando me da la gana, que libro cuando me da la gana, que todo lo hago yo unilateralmente sin el consentimiento de mi jefe y que como siga así me van a echar.”

“Después me dicen que no puedo cambiar turnos entre compañeros si no es con el consentimiento de un jefe. Y a mi jefe le dijeron que no me concediera nada. Y esta persona, que nunca se había metido conmigo, ahora me lo negaba todo. Yo había llegado a unos acuerdos con mis compañeros para cambiarnos los turnos, porque estaba estudiando los martes y jueves inglés en el instituto de idiomas, y la empresa me lo negó. Presenté los documentos de que estaba estudiando, y me dijeron que ni los martes ni los jueves. Mi petición siempre tenía que ser por escrito, no por teléfono, pero a mí nunca me contestaban por escrito. Total, que me llevé meses sin cambiar turnos. Por sistema me lo negaban todo: no podía cambiar el día de librar. Antes, durante mucho tiempo no desayunaba en el trabajo, me cogía el horario seguido sin desayunar porque me convenía salir media hora antes para coger el tren a Sevilla, años me he llevado con ese horario, me lo negaron, ahora estaba obligada a hacer la media hora de desayuno y en vez de salir a las cuatro tenía que salir a las cuatro y media. Esto generó que mis propios compañeros tampoco podían cambiar los turnos, para que no pareciera que era sólo conmigo, y aunque al final se los daban más que mí, se agobiaron y terminaron por no pedir cambios. ¿Qué pasó? “Que si no te hubieras metido en CCOO estaríamos mejor”

O sea, castigó a todo el departamento para ser igualitario

Castigó a todo el departamento. A mí me negaban más cosas que a ellos. Nos puteaban las vacaciones, nos impusieron las vacaciones, nos enteramos que en otros sitios se podían decidir por acuerdo entre trabajadores, llegamos a un acuerdo, nos dividimos los turnos de vacaciones, nos lo negaron todo.

¿No hay nada en convenio sobre vacaciones?

No, no hay nada, ni cuando empieza ni cuando acaba. Les propusimos muchas cosas, nos lo negaban todo por sistema y nos dijeron que no se nos ocurriera llamar a otro centro. Llamamos, llamé, lo típico: “Hola, me llamo Carmen, estoy en Dos Hermanas, oye, mira, es que estamos liados con el tema de vacaciones, ¿ustedes como lo habéis hecho?” “Ah, pues hemos hecho así, hemos decidido en vez de 21 días coger 15 y luego una semana suelta”. Nos lo negó. Llamé a otro centro: “¿habéis tenido problemas?”, “no, no”, “pero, ¿os podéis pisar?”, “sí, mira, yo me piso una semana con otro compañero”. A nosotros nos negó la posibilidad de pisarnos, si no me piso quiere decir que hay una persona que se jode septiembre o se jode junio. Nos lo negó. Durante más de un año hemos estado todos puteados con las vacaciones.

¿Cuántos eráis?

En estos momentos éramos cinco. Esta gente también me firmó la candidatura y también se echaron atrás. Estuvo mi jefe tomando desayunos con ellos. Te cuento, mis compañeros, yo me sentía mal porque claro. Yo cuando hablaba con CCOO a nivel de Madrid me decían: esto va a cambiar. Yo decía: ya no es que me puteéis a mí, es que estáis puteando a mis compañeros y yo me siento mal. Es que este sinvivir de yo sentirme mal porque yo estoy jodiendo a otra gente. Nunca he tenido muchos problemas, la verdad es que ha sido gente que para haber estado jodidos por mi culpa nunca me han echado nada en cara. Hubo algún conato de alguna de decir “Si no te hubieras metido Carmen, no estaríamos así”, pero al momento, “Carmen, perdóname, yo no lo decía por ti”. De momento, me pedían perdón, y la verdad que hemos estado jodidos, por ejemplo J., su novia estaba en Málaga, los lunes le convenía entrar de tarde, yo le cambiaba el turno, y también se lo negaron. Claro, si me lo negaban a mí” A él le aceptaban más cosas, pero entre que te contestaban o no, y te contestaban por teléfono, si te quieren echar” A mí me exigían que lo pidiera por escrito, pero no me contestaban por escrito, le decían a otro: dile a Carmen que sí, que le concedo un cambio, entre los múltiples que tenía. Pero yo no podía demostrarlo, él luego podría negarlo. Entonces llegó un momento, venía corriendo por la SE-30, por allí un día llego a las 9:30 y otro a las 9:45, normalmente lo voy compensando, un día entro un cuarto de hora antes, nunca habíamos tenido problemas. Pero ahora” Me obsesioné con el tema de los horarios, me obsesioné de una manera impresionante, no merendaba a gusto, picaba” Y hubo un momento que dije: que le den por culo, el día que me quieran echar que me echen, que me busquen la excusa, si lo puedo ganar lo gano y si no, que me echen, no quiero vivir con el miedo éste”

Yo no puedo estar justificando un cambio de puesto, justificando un cambio de turno, no puedo estar firmando todo lo que haga” Yo estoy vendida. Y encima trabajo en un departamento conflictivo, en que hacemos seguros, donde cualquier cliente se puede sentir rebotado porque crea que le has engañado con un seguro, el abanico de posibilidades para buscar cualquier cosa para echarme puede ser el que quieran, entonces” llegué un momento en que, la verdad, me agobié bastante ” Y ahora paso, si quiero cambiar el turno lo cambio, porque los primeros meses: “hola, me llamo tal, he cambiado el turno, mi horario es tal”” y tenerlo archivado en una carpeta” Además, cualquier cliente que diga que le has atendido mal, ya en su momento me dijeron que había un cliente que quería poner una reclamación, y era mentira. La cosa no fue más allá, pero esos días el miedo… Una compañera me respaldó y dijo que eso era mentira, que si el cliente decía que le había atendido mal, que ella iba a declarar que no, que era mentira. Eso es una trampa, eso es para ver si te pones nerviosa”
Vuelta a la “normalidad”

“Ahora está más tranquilo. Cambiaron la jefa de recursos humanos que había en aquel momento, la cambiaron a petición de CCOO, porque yo le dije al director que si vuelve esta persona, esto es la guerra. Yo si soy capaz de olvidar lo que ha pasado, la condición que pongo es que esta persona no vuelva a este centro. Porque yo me niego a sentarme con esa persona que me ha hecho las cosas que me ha hecho. Ahora esa persona está en San Juan de Aznalfarache. Y ha sido una de las concesiones que me ha hecho”

Te querrán mucho en San Juan

Pero ahora en San Juan una que estaba en UGT se ha pasado a CCOO y la persigue allí” Muy mala persona, de hecho tiene una denuncia por mobbing de un jefe, y le ha ganado a ella y a otro director. Mira, la empresa ha hecho una serie de movimientos, no de castigo, porque no los ha castigado, pero los ha alejado del entorno conflictivo que es CCOO. Es que esta mujer si vuelve a Dos Hermanas es la guerra. La guerra quiere decir que no va a haber mediación, yo veo algo mal, lo denuncio y punto.”

“Como comité de empresa es muy difícil trabajar con el otro sindicato, llegar a acuerdos, y la empresa no llega a ningún acuerdo mientras CCOO sea mayoría. Entonces como comité de empresa no queremos trabajar porque la empresa no negocia, porque ello supondría que nosotros saliéramos beneficiados de cara a la gente. Trabajamos como sección sindical: a denunciar, a poner un juicio, fulanito tiene un problema y” Ha costado mucho que la gente quisiera que habláramos por ellos, gente afiliada a CCOO que ha subido con gente de FETICO a hablar con la empresa.

¿No saben que está afiliada a CCOO?

A CCOO no, lo puedes hacer por nómina, pero el 90% lo hace por domiciliación bancaria. Ahora parece que las cosas han empezado un poquito a”. También la federación de CCOO y la empresa, ha llegado un momento en que o ponen freno a esto o esto iba a arder. Ellos lo que quieren también de cara a la gente de la calle, y delante de los trabajadores, decir: no pasa nada, aceptamos cualquier ideología y no tenemos ningún problema con ningún sindicato. Ahora estamos en un momento en que” sabemos que nos van a engañar siempre que puedan, pero bueno, estamos poco a poco consiguiendo que la gente se afilie, que a la gente no le importe que subas con ellos a hablar.”

“FETICO tiene el 90% de la plantilla afiliada. Son 5 euros al mes. La gente lo paga, como si fuera el impuesto revolucionario. La mayoría lo pagan, 5 euros todos los meses. Hay gente que está afiliada a CCOO y sigue pagando a FETICO, por no señalarse.”

“Yo me he callado muchas veces la boca, no le he comentado a la gente tantas cosas, porque digo, entonces cuando pasen cuatro años, ¿quién me va a firmar a mi la candidatura, si me ven a mí?” Por eso he hecho siempre un esfuerzo muy grande de no demostrarle a la gente que estoy mal. Ya lo llevo mejor, pero ha habido meses que yo entraba a trabajar y decía: yo me voy de aquí, yo no. Y además, obsesionada, me voy a cualquier lado. Pero he hecho un esfuerzo, a lo mejor la gente te decía: te veo más triste, “no, que estoy bien””. Porque si yo soy la primera que estoy mal, la gente” Pero es difícil, mantenerte es difícil porque no podemos trabajar igual que ellos (FETICO), ahora está mejor, el director quiso hablar un día conmigo, nos pidió perdón, no va a reconocer que nos ha puteado, pero bueno, reconoce que “no ha habido fluidez en las conversaciones”. Me preguntó que cómo me sentía, si ahora estaba mejor, yo le dije “mira, ahora me estáis engañando mejor”.

“Lo bueno es que, como hay una conexión con muchísima gente diferente, nos enteramos de todo, y en el momento que nos enteramos somos dos lobas subiendo a hablar con recursos humanos, siempre estamos amenazando que vamos a denunciar, y hemos conseguido al final que el jefe de recursos humanos mire mucho lo que nos da a nosotros y lo que les da a ellos, incluso si les va a dar algo para explicarlo, que no nos enfademos. Ahora mismo, parece que con este tío van las cosas medio medio. Por lo menos tenemos información, damos información a la gente
¿La gente se para a leer los tablones?

En Dos Hermanas, cuando hubo la psicosis aquella la gente no se paraba, ahora creo que sí, ahora la gente se para. La verdad es que la gente pasa mucho, es difícil, cuando das un paso de estos, con lo que te cuesta, y cuando ves la gente lo poco consciente que es de sus cosas, muchas veces dices tú, hay gente que le digo: “os merecéis FETICO, teníamos lo que nos merecíamos”, porque la gente es muy conformista, no quiere problemas, no quiere señalarse. Y que te cueste a ti tanto a nivel personal, por ejemplo, a mí me convendría pedir un traslado para estar en Macarena, más cerca de mi domicilio, yo sé que estando en FETICO me lo hubieran dado, a mi no me lo van a dar en la puta vida, ellos piensan que yo puedo dejar gente de CCOO en Dos Hermanas y encima puedo ir a montar una candidatura en Macarena” Mi jefe de recursos humanos me bromea, digo “¿me vas a mandar a Macarena?”, dice: “sí, hombre, con lo a gusto que tengo yo aquello tranquilo para que vayas tú allí a meter follones”. Me acuerdo cuando estaba en FETICO me decían: “Carmen, cuando tu hijo tenga edad para trabajar me traes el currículum que lo meto aquí en cualquier sitio””

“Nosotros tenemos los tablones, en otros centros nos quitan la información, tanto a CCOO como a UGT. Yo voy, pongo una información que he ganado una sentencia, y tal como me doy la vuelta me la quitan. En mi centro no lo hacen, ni en Montequinto. Pero en Camas y Macarena me lo quitan.”

“Tenemos problemas para entrar en otros centros. Si yo voy a Écija, en teoría voy con mi placa y puedo entrar, y puedo entrar por oficinas, por la parte de atrás. Si tú eres de la calle no puedes entrar ahí. Entonces te tienes que presentar. Tú vas a seguridad, te presentas, me llamo tal y soy de tal sindicato. FETICO y UGT sí pueden entrar, sin problema. Llega CCOO” Dos días antes mandábamos un fax a la empresa, le comunicábamos que tal día estarán ayudando a las labores sindicales Fulanito y Menganito, con DNI tal y DNI tal. Cuando llegaban las personas de CCOO nos tenían horas esperando en la puerta de seguridad. Nos ponían pegas. Bajaba el director, bajaba la gente de seguridad por todos lados, nos ponían pegas. Rafa amenazaba: vamos a llamar a la policía y van a levantar un acta, porque no nos pueden negar la entrada. ¿Eso qué pasa? Eso te genera un follón, la gente, ¿qué ve? Ve bronca. La gente no quiere bronca. Fue algo muy desagradable. Siempre en constante pelea. Y sé que allí habían entrado los de UGT y de FETICO sin problema.”

“Yo lo que me he quedado con las ganas es que no se les ha hecho nada, ellos han quedado como si no hubieran hecho nada. CCOO, la federación de Madrid ha fallado. Hubiéramos tenido pruebas suficientes para meterles un juicio de tutela por vulneración de derechos fundamentales. Nosotros teníamos ganas de hacerlo, pero bajaba gente de Madrid, reunión con la empresa, todos los gordos de la empresa y todos los gordos del sindicato, “nosotros queremos normalidad, esto no ha pasado nada”, “Coño, ¿cómo que no ha pasado nada” Tengo tres personas en caja que estaban en atención al cliente, otra la tengo de baja por depresión con problemas de espalda porque la habéis puteado, mis compañeros tienen miedo, no podemos cambiar los turnos, ¿cómo voy a olvidar”” “No, normalidad, dadnos tiempo”. La Federación nos comía la cabeza con “ya esto va a cambiar, si no cambia ponemos la tutela judicial”, pero pasa el tiempo y no cambia. Llega un momento que tú ya ni tienes ganas, tienes que estar fresquito, porque un año y medio después no puedes llamar a la gente, porque ya no quiere saber nada de la empresa. Ya la mayoría se han ido y hacerles volver a pasar otra vez por aquello después de todo lo que han pasado, porque la mayoría ya han pasado página.”

En el momento de hacer las listas, ¿qué es lo que más te jodía?

A mí la impotencia. Además, el que la gente no racionalizara el miedo” Yo me quedé delgada, lo mío fue” Primero fue una desilusión porque me traicionó gente en la que yo confiaba, eso me dieron un palo impresionante, y luego que gente que yo cuando estaba en FETICO me había peleado por conseguir horarios o cosas, que no fueran capaces de mantenerse, cuando yo les hablaba y les explicaba: “mira, no les echéis cuenta, es muy difícil que una persona que firme una candidatura le echen, que no va a pasar nada”. Ese mensaje que por la tarde me llamaran a mi casa, Carmen, eso fue brutal. Yo creo que me mantuve ya por cojones, pero en aquel momento era entrar en el hipermercado a las 9 de la mañana y estar todo el día ahí metida. Claro, el mensaje le gustaba a la gente, pero luego” Eso es muy frustrante, la verdad. Yo dentro de dos años en elecciones me tengo que buscar un sistema para hacerlo mejor o reviento el hipermercado, yo no salgo pero lo reviento, me niego a pasar lo mismo. Además yo tengo muy claro que si me presento, se lo digo al jefe de recursos humanos y a todo el mundo, que no. Y la desilusión, tremenda, tremenda, gente por la que yo he estado muy detrás que no se ha mantenido. Creo que de las pocas personas que se han mantenido es una amiga mía que se ha mantenido ahí, la han tenido un año en caja y ella no me ha dicho nunca nada. Ella la subieron a personal, le pregunté: “¿a ti te han llamado?”, “sí, a mí me han llamado, para que me quitara la candidatura, me han insistido, me han metido miedo y no me quito porque son mis amigas, firmé con FETICO por amistad y firmaré por CCOO por amistad y además estoy afiliada”. Y hoy está en atención al cliente, está de nuevo en su puesto un año y medio después, pero nunca me ha reprochado nada. Las demás, no se han mantenido muchas, entonces es duro, duro, y es muy desilusionante.”

“Esto lo han hecho en Dos Hermanas, pero en Granada tiraron toda la candidatura, toda, uno por uno fueron subiendo amenazándoles, candidaturas de 15 personas, uno por uno renunciaba. Lo impugnó CCOO y ganó la impugnación.

Entrevista realizada por: Enrique Martín Criado, Sevilla septiembre de 2008

1985-1993: La expansión de los hipermercados


Fragmento del articulo aparecido en : http://abusospatronales.es/informes-y-analisis/venderas-domingo-las-luchas-tiempo-sector-grandes-superficies-comerciales-1976-2011/
Reproducido bajo la licencia Creative Commons

Tres evoluciones generales marcan este período.
En primer lugar, la expansión de la ocupación femenina -de 3.173.800 a 4.105.700 ocupadas-, concentrada en el grupo de edad de 25 a 54 años. Las mujeres abandonan cada vez menos el empleo al casarse y al tener hijos[17]. Esto tendrá repercusiones importantes en dos ámbitos: a) los horarios de compra cada vez están menos sincronizados con los horarios laborales típicos; b) la mano de obra en el sector comercial estará compuesta por un porcentaje creciente de mujeres casadas y de madres. Ambas evoluciones generan una tensión creciente en el sector comercial, al oponerse los horarios de la clientela a los horarios deseados por las trabajadoras.
En segundo lugar, la transformación de la legislación laboral. El Estatuto de los Trabajadores (1980) establece unos límites máximos para la jornada diaria (9 horas) y semanal (43 horas, limitada a 40 horas por la Ley 4/1983).  No se podían hacer más de dos horas extraordinarias al día, quince al mes y cien al año. El trabajo a tiempo parcial se restringía a unos colectivos muy determinados -perceptores de prestaciones por desempleo que las hubieran agotado, trabajadores agrarios y menores de 25 años- y no podía superar los 2/3 de la jornada a tiempo completo. Reformas posteriores amplían algunos de estos límites. La Ley 32/1984 posibilita que cualquier trabajador sea contratado a tiempo parcial e incorpora el contrato de relevo. El Real Decreto-Ley 1/1986 reduce a ochenta el máximo de horas extraordinarias anuales, pero elimina los topes diarios y mensuales. Las empresas comerciales, especialmente los hipermercados, aprovecharán estas posibilidades.
El tercer cambio crucial se da en la normativa de horarios comerciales. El Real Decreto-Ley 2/1985 (Decreto Boyer) elimina las limitaciones sobre el total de horas semanales de apertura comercial, sobre el horario de apertura y cierre y sobre los días de la semana –permite abrir domingos y festivos-. Las empresas podrían decidir sus horarios y días de apertura en todo el territorio del Estado. El decreto-ley fue recurrido por algunas Comunidades Autónomas, que impusieron límites a los horarios y días de apertura. Ello desencadenó una sucesión de litigios judiciales que dura todo este período[18]. Mientras tanto, en muchas comunidades autónomas se abrió algunos domingos y festivos.
Estas evoluciones están en el origen de la importante expansión de los hipermercados en este período: de 47 a 185[19]. Los hipermercados se expanden con el trabajo femenino y la concentración de las compras en un día a la semana. Asimismo, incorporan y aumentan la taylorización y estandarización del trabajo de venta iniciada por los supermercados[20]. La venta ya no se basa en las habilidades interaccionales del vendedor. La mayoría del personal lo componen reponedores y cajeras, que aprenden su oficio en pocos días, siendo fácilmente sustituibles[21]. Los beneficios de la empresa dependen en gran medida de los precios que oferta: ello presiona para rebajar los salarios y, sobre todo, para ajustar al máximo el flujo de mano de obra al de la clientela. La introducción de escáner en las cajas registradoras –en torno a 1990[22]– posibilita y agudiza esta presión. Al centralizar la información suministrada por las cajas, permite calcular la productividad de las cajeras y programar con precisión el número de empleados necesarios en cada momento (Prunier, 2000).
Los hipermercados aprovechan al máximo las posibilidades de flexibilización que les ofrece la legislación. En ellos se comienza a trabajar con contratos temporales a tiempo parcial, a menudo con horarios variables entre semanas, y sólo con el tiempo se consigue un contrato fijo, a veces a tiempo completo. Los contratos a tiempo parcial les permiten adecuar la cantidad de mano de obra al flujo de clientela, especialmente a partir de la introducción del escáner óptico (Bernard, 2005). Carlos Prieto investigó un hipermercado de Madrid en 1989: el 72,4 % de las cajeras trabajaba a tiempo parcial, de éstas, un 42,6% con horarios variables de un mes a otro –que conocían quince días antes del mes correspondiente-. El director de Recursos Humanos afirmaba: “horarios, aquí hay cien mil” (Prieto, 1990).
El control de la mano de obra no se asegura sólo mediante los contratos temporales –con la amenaza de no renovación- y la tecnología –que permite una medición exacta de la productividad-. El sistema autoritario de dones y contradones, la represión antisindical y el sindicalismo amarillo también se extienden a los hipermercados. La organización del trabajo se utiliza para premiar y castigar. Así, las condiciones laborales cotidianas de la cajeras –que deben pedir permiso a la responsable de cajas para multitud de procedimientos (Benquet, 2011: 76)- dependen en gran medida de los mandos: las cajas a las que una es asignada (con mayor o menor afluencia, cerca de los frigoríficos…), la asignación a otras tareas como ordenar ropa (y romper la monotonía de la caja), el tiempo que se tarda en responder desde caja central a una petición (p. ej., de ir a orinar)…
El tiempo se convierte en uno de los dones o castigos privilegiados que la empresa puede utilizar. Los nuevos empleados comienzan con contratos a tiempo parcial, generalmente a fin de jornada o en sábados y con horarios variables y turnos partidos: la posibilidad de tener un contrato a tiempo completo, de no variar horarios, de trabajar por la mañana o en turno continuo se convierte en la principal recompensa que se puede obtener por la sumisión –que a menudo también es sumisión horaria: alargar la jornada cuando se demande[23]-. Los horarios también pueden utilizarse como castigo. Así, las empleadas con cargas familiares suelen cambiar sus turnos con compañeras para conciliar el trabajo con los imprevistos de la vida familiar. La dirección, habitualmente tolerante con estos cambios, puede prohibirlos cuando una trabajadora se aproxima a los sindicatos incorrectos –lo que no sólo perjudica su vida familiar, sino también la de sus compañeras-. Los constantes cambios de turnos y horarios también pueden ser utilizados como motivo de despido[24]. Las empresas disponen así de múltiples medios de presión para obstaculizar a los sindicatos de clase. FETICO se expande con los hipermercados, pasando de tener un 11,2% de los delegados sindicales de las empresas de ANGED en 1980 a un 27,2% en 1990[25].
Tras el decreto Boyer, grandes almacenes e hipermercados comienzan a ampliar sus horarios de apertura y a abrir algunos domingos y festivos. Los hipermercados afrontan los nuevos horarios recurriendo masivamente a contratos a tiempo parcial –algunos de fin de semana, las sabaderas-. El Corte Inglés utiliza también estos contratos –durante un período cubre con ellos el trabajo en domingo, los domingueros-, pero mucho menos: al ser una empresa más antigua, tiene mucho personal con contratos indefinidos a tiempo completo. De ahí que recurra a los incentivos –diez mil pesetas y un día libre por trabajar en domingo- y, sobre todo, al eficaz sistema autoritario de dones y contradones[26].
Con la hegemonía de FASGA y FETICO, los convenios colectivos favorecen a las empresas. Aunque cada vez establezcan más regulaciones sobre el tiempo de trabajo o la contratación –lo que en principio limitaría la discrecionalidad empresarial-, éstas suelen ceñirse a reproducir la normativa laboral[27]. Las mejoras respecto a ésta son reducidas y parecen responder al estado del mercado de trabajo. Así, el convenio de 1989 –firmado por FASGA, FETICO, UGT y CCOO- establece que el 15% de los contratos temporales con más de 6 meses han de pasar a indefinidos –algo fácil de cumplir: las empresas ya estabilizaban a los empleados leales-, y el de 1991 –firmado por FASGA y FETICO- establece que en el primer trimestre se proporciona a los representantes sindicales los cuadros horarios anuales de los trabajadores –nada conflictivo cuando los delegados son de FASGA y FETICO[28]-. Avances reducidos y en buena medida debidos a la reducción del desempleo -del 21,5% en 1985 al 16% en 1991-, que provoca problemas de reclutamiento en zonas como Madrid y Cataluña.
Esta situación limita mucho el margen de maniobra de los sindicatos de clase. En algunas zonas organizan concentraciones o se suman a las manifestaciones de pequeños comerciantes contra la apertura dominical[29]. A menudo, especialmente cuando FASGA y/o FETICO dominan el comité intercentros[30], su acción se limita a la judicial: denunciar incumplimientos de convenio, de la normativa laboral, presiones sobre los trabajadores o persecución antisindical. Denuncias que, con el sistema autoritario de dones y contradones, solían tener poco recorrido. Así, era difícil hallar testigos del acoso por pertenecer a CCOO. O, cuando se denuncian cambios de horarios o prolongaciones de jornada que van contra lo estipulado en el convenio, la empresa puede aducir que se trata de acuerdos individuales voluntarios[31].